Política

Nos obligaron a ver cómo los remataban, narran sobrevivientes de ataque en Mina

abril 21, 2019

Minatitlán, Ver.- "Fue una rociadera, a los que estaban muertos, le seguían pegando de balazos y rematando, hasta al bebé, le volvieron a disparar varias veces", así es como resume una de las sobrevivientes, los 20 minutos que duró el ataque armado que se registró en la palapa La Potra, donde fueron asesinadas 13 personas y 4 más resultaron heridas.

Lo que era una fiesta típica del Istmo de Tehuantepec se convirtió en una tragedia para varias familias de Minatitlán.

Las mujeres invitadas a los festejos de los 52 años de Fulvia Salinas Jiménez llegaron a la palapa engalanadas con sus trajes de tehuana con huipil, enagua de gala, tocado y alhajas; los hombres llegaron vistiendo también de gala y cargando los cartones de cervezas.

Desde las tres de la tarde estuvieron departiendo varias familias, comieron cochinita istmeña, espagueti y varias botanas que son tradicionales de la región; a las 20:00 horas, algunas personas se fueron a sus casas y otras salieron a comprar más cerveza para seguir el festejo.

De acuerdo con lo narrado por las sobrevivientes del ataque, seis personas llegaron a la palapa con armas largas, disparando a los que estaban en la pista. No llegaron preguntando por nadie, es más, señalaron que casi nada hablaron con ellos, solo los sometieron y comenzaron a dispararles.

Durante 20 minutos, los hombres armados asesinaron a varios de los asistentes y a los que quedaban vivos, los hicieron levantar la vista para que observaran como les volvían a disparar, ensañándose con mujeres y el pequeño niño de un año.

"El papá y la mamá trataron de proteger con su cuerpo al niño pero les dispararon; una bala le dio en una parte de su cabecita y después le volvieron a disparar varias veces", contaron horrorizadas las mujeres.

Los testigos de esta masacre relataron que no fueron a buscar a una persona específicamente pero sí estuvieron revisando a cada uno de los varones que estaban en la fiesta.

Al momento del ataque, había un poco más de 50 personas que estaban bailando y conviviendo en la palapa, todos fueron sacados de los lugares donde se habían logrado refugiar y los obligaron a ver cómo asesinaban a sangre fría a sus amigos o familiares.

Versiones de personas ligadas a este hecho, refieren que al menos Heber Reyes Martínez, alias El Potro y Julio César González Reyna, El Becky, tenían amenazas por parte de grupos de la delincuencia, ya que no estaban pagando cuota.

Empresarios de ese municipio, que pidieron el anonimato, refirieron que son acosados por grupos delincuenciales que les exigen el pago de protección, a cambio de hacer una "limpia de malandros en la ciudad" e incluso algunos han sido identificados como ex elementos ministeriales.

El Potro rentaba su salón de fiestas y El Becky era un transexual dueño del bar "La esquina del Chacal" y "La Crudería"; eran muy conocidos en ese municipio petrolero.

De manera previa, fueron asesinados Israel Hernández, de 45 años, y su esposa Arisel Arellanos, de 42 años, propietarios del bar "El Rinconcito", ubicado en la calle Xicoténcatl, de la colonia Playón Sur.

Trece muertos y cuatro heridos

La mañana de este sábado, la Fiscalía de Justicia de Veracruz entregó a sus familiares los cuerpos de las 13 personas asesinadas y cuatro más se encuentran hospitalizadas, uno está en estado crítico.

Aunque en la madrugada había trascendido que había fallecido Marcos Aurelio Davis Barrera, aún lucha por su vida y se encuentra en el hospital de Pemex; a través de las redes sociales, los familiares están pidiendo a la población donaciones de sangre.

Fulvia Salinas Jiménez, quien fue la anfitriona de la fiesta fue dada de alta en la madrugada, tras ser atendida por una crisis nerviosa.

Las personas que fallecieron son: Alfredo Meugniot, Felicitas Cabrera Gil, Juan René López Velásquez, Heber Reyes Martínez, Ana María Santos Hernández, Raúl Palacios Vasconcelos, Leobardo Salinas Giménez, Julio César Vázquez López, Santiago Hernández Olivares, César Hernández Barrera, Julio César González Reyna, Patricia Cabrera Ramos e Irma Barrera Álvarez.

La mayoría de los asistentes a la fiesta eran trabajadores petroleros y uno de ellos, Juan René López Velásquez, fue secretario de trabajo por talleres de la Refinería Lázaro Cárdenas.

Los heridos son Leonor Ramos Francisco, con disparo en el abdomen; Karla Cabrera Ramos, lesión hepática; Nancy Olivares Rasgado, lesión pulmonar y Marcos Aurelio Davis Barrera, lesiones en varios órganos.

Montan operativo en Minatitlán

La policía municipal resguarda la palapa donde se registró el ataque y realiza un operativo, en la colonia Obrera, donde fueron detenidas dos personas que circulaban en motocicletas, con diferentes teléfonos celulares.

Por las avenidas cercanas a las funerarias, las iglesias donde se llevaron a cabo las misas y el hospital de Pemex, donde están las personas lesionadas.

El secretario de Seguridad del estado de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, llegó a las 16 horas para coordinar las acciones y localizar a los agresores.

En todo el municipio de Minatitlán y sus conurbaciones con Coatzacoalcos y Cosoleacaque, elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional y la Secretaria de Seguridad Publica, mantienen varios operativos de revisión de unidades.

El presidente municipal Nicolás Reyes Álvarez mostró su consternación por la tragedia y señaló que pedirá al presidente Andrés Manuel López Obrador mayor seguridad para Minatitlán y se destinen elementos de la Guardia Civil.

El edil no se ha presentado a dar las condolencias y su personal de prensa solo publicó un boletín.

"Como primera autoridad del municipio expreso con profunda tristeza y pena el gran dolor que este suceso nos ha traído, condenando tales acontecimientos y manifestando mi pésame solidario para los familiares y las amistades de las personas acaecidas esta noche en la colonia Obrera".

Preparan marcha

El Consejo de Seguridad del municipio de Minatitlán convocó a una marcha por la paz, para exigir la detención de los sicarios que asesinaron a 13 personas, freno a las extorsiones y más vigilancia.

Ernesto Sánchez López, representante de este organismo, manifestó que toda la sociedad de Minatitlán está conmocionada tras el último ataque contra ciudadanos, en una fiesta de cumpleaños.

Detalló que los niveles de violencia e inseguridad están creciendo en este año y no ven acciones concretas para frenarla por parte de la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado.

El representante de organismos empresariales y asociaciones civiles indicó que Minatitlán se ha vuelto una "bomba de tiempo" y la población demanda acciones más efectivas y menos declaraciones.

Los representantes empresariales y sociales están convocando a una marcha, el próximo martes 23 de abril, a las 17 horas, saliendo de la Plazuela Lázaro Cárdenas hasta el Palacio Municipal.

Esta es la cuarta marcha que se organiza en este municipio a causa de la inseguridad; los primeros en manifestarse fueron los médicos quienes sufrieron varios secuestros al salir de los hospitales, entre ellos el de la actual diputada federal, Carmen Medel.