Política

Hallan colectivos 4 fosas más en Río Blanco

abril 15, 2019

Río Blanco, Ver.- Las pasadas seis semanas han sido aciagas para todos ellos. A cada paso, a cada metro, encuentran un rastro que los lleva al hallazgo de nuevos puntos en donde pudieran estar los suyos. La cifra oficial, tanto de cuerpos o restos humanos recuperados como de fosas clandestinas todos los días se mueve y por desgracia se incrementa. Ahí, en Los Arenales, la muerte construyó un campo de exterminio que fue utilizado por la delincuencia organizada.

Todos los días llegan muy temprano y salen muy tarde, hasta que la luz de día se los permite. No tienen descanso. No temen a las amenazas que a diario reciben. Ellos caminan, hurgan, buscan rastros que les indiquen en donde están las fosas y una vez ubicadas se agudiza el dolor.

"Son sentimientos encontrados –reconoció en su momento Aracely Salcedo–, es un dolor terrible. El corazón se me apretujó de dolor ayer en la exhumación. Dios, danos aún más fortaleza e ilumina este camino; Colectivo Familia Desaparecidos Orizaba-Córdoba nuevamente las raíces nos muestran donde cavar", escribió este fin de semana en su muro de Facebook y con ello se confirmó el avance en los trabajos de recuperación de cuerpos humanos, todos ellos, víctimas de desaparición forzada en años y quizá en meses recientes.

Hasta el momento, la única cifra oficial se centra en la recuperación de 14 cuerpos recuperados, una osamenta, según confirmó el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Winckler, el pasado 26 de marzo, cuando en compañía de los integrantes del colectivo "Familiares de Desaparecidos Córdoba-Orizaba" ofrecieron una rueda de prensa para dar los pormenores de los trabajos que desde hace por lo menos seis meses.

Ese punto, como ellos les llaman, fue ubicado, cuenta Salcedo Jiménez, el año pasado y se debió a una llamada telefónica anónima. En él se dio cuenta de su localización y a partir de hace tres meses aproximadamente, los mismos integrantes del colectivo con el apoyo de la FGE y de la Policía Científica de la Fiscalía General de la República (FGR), excavan y hallan más y más muestras de que ahí, en las entrañas de la tierra, pudieran estar los suyos, aquellos que fueron arrebatados por personas extrañas.

En medio de todo su dolor, no cesan en su empeño, día con día están en búsqueda del mínimo detalle que les permita ubicar los lugares en donde hay más cuerpos o restos humanos. "Es increíble cómo la tierra nos está devolviendo a las familias de personas desaparecidas un poco de fe y esperanza, pero sobre todo la paz que algunas familias tendrán", dice Aracely Salcedo.

La misma búsqueda le llevó a la ubicación de nuevas fosas, cuatro para ser exactas, todas ellas ubicadas en el mismo lugar en donde se encontraron las otras previas. Los trabajos continúan y ahora más que nunca y de aparecer más cuerpos o restos humanos, se confirmará que estos terrenos son el cementerio clandestino más grande del que se tenga memoria.

Ciencia puede resolver tema de inseguridad: Correa

"Lograr llevar las ciencias a nuestras comunidades es la forma de desactivar muchas de las problemáticas que sufrimos y nos enfrascamos debatiendo", como la violencia y los problemas políticos y sociales, reconoció el periodista científico Pablo Correa.

Tras su participación en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU), dijo que problemas incluso como la guerra se han podido frenar y resolver mediante la divulgación de conocimientos, como en su momento lo fue en el siglo pasado, la difusión de la manera en que podía adherirse mejor el nitrógeno a las plantas para producir más alimento y reducir la pobreza.

Expuso que el problema es que existe mucho desconocimiento y una visión limitada por parte de los directivos de medios de comunicación que no se dan cuenta de la importancia que tiene la divulgación científica desde el periodismo, pues estos temas generan interés en los lectores y el conocimiento de soluciones a los problemas cotidianos.

"Si quieres mi respuesta políticamente incorrecta, es porque son estúpidos, están subestimando a la sociedad", dijo de los medios que no contemplan en sus páginas una sección o información científica de manera regular, pues no se han dado cuenta que este tipo de materiales llegan a contar con mayor número de lectores, aun por encima de deportes, cultura y espectáculos.

Esta escasez de contenido científico en los medios de comunicación especial los noticiosos, se debe a que los directivos de los medios, con el poder de elegir material, "son ignorantes y creen que porque a ellos no les interesa un tema no debe existir", sin embargo dijo que desde la experiencia que han tenido en su medio, la mayor parte de los lectores pasa por la sección de ciencia.

"Los periodistas debemos ser los traductores entre la comunidad científica y la población difundiendo esos temas en un lenguaje sencillo y apegado a lo que descubren los especialistas", expresó Pablo Correa, quien desde hace varios años colabora en la sección de periodismo científico del diario El Espectador de Colombia.

Al hablar de la formación de periodistas en esta área, dijo que es necesario que tengan curiosidad, que sean autodidactas y capaces de ver la realidad desde diferentes perspectivas, aprendiendo de los científicos a los que entrevisten y conociendo las propias similitudes que ellos usan para explicar los fenómenos que estudian.

Recientemente, la científica Katie Bowman explicó en una analogía que ver el hoyo negro desde la tierra con los ocho telescopios que utilizaron 200 científicos, era tan difícil como ver un pedazo de pizza en la superficie de la luna, mostrando el uso de esas comparaciones que hacen a la población más fácil de entender la ciencia.