Sociedad y Justicia

Niega Senadora que el detenido por pederastia sea su pareja sentimental

abril 09, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- En la villa de Allende fue detenido Mario Espinoza Zetina, El Gato, pareja sentimental de la senadora de Morena Claudia Balderas y trabajador del Senado, quien es acusado de haber violado a una menor de 13 años; la legisladora negó todo vínculo a pesar de las fotografías que circulan en la red. Este domingo, los elementos de la Policía Naval y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvieron a este varón, quien fue acusado de haber violado a una menor, a quien tenía en un motel de esa localidad.

De acuerdo con los datos, una mujer que se identificó como madre de la menor denunció el hecho y aseguró que su hija sufrió abuso sexual por parte de este trabajador del Senado.

La detención ocurrió en la esquina de Margaritas y Jacarandas, cerca de la escuela Primaria 20 de noviembre de Villa Allende, cuando esta persona pretendía huir en una camioneta y después intentó evadirlos mostrando su charola del Congreso federal.

A esta persona se le acusó de participar en los hechos violentos el 9 de abril del 2018 que ocasionaron la suspensión de la jornada electoral en la villa.

A través de redes sociales, la senadora Claudia Balderas, familiar del ex líder petrolero, Francisco Balderas Gutiérrez, Chico Balderas, se deslindó de cualquier vínculo con esta persona, aunque la población Villa Allende señaló que ella lo presenta como esposo.

Dijo que ella es soltera y no tiene pareja sentimental y los ciudadanos empezaron a subirle fotos donde se encuentra con la persona detenida.

Claudia Esther Balderas tenía a esta persona cobrando dentro de la nómina del Congreso con un salario de 15 mil pesos al mes, como parte de su cuerpo de asesores.

El contrato de prestación de servicios fue firmado en el mes de octubre, cuando tomó protesta.

Repunta violencia en el Norte

En la ciudad de Tuxpan el pasado 7 de abril sujetos armados privaron de la vida a Jorge Guadalupe N, El Guampi. Fue la tarde del sábado cuando los sicarios que se trasladaban en una camioneta roja le cerraron el paso y le dispararon en al menos cuatro ocasiones a la cabeza.

Los hechos se los atribuyó un grupo criminal, quien responsabilizó al hoy occiso de dedicarse a la venta de estupefacientes. Familiares de El Guampi exigieron a las autoridades se investigue el caso y se castigue a los autores del crimen.

Otro hecho violento que conmovió a la opinión pública el fin de semana en Poza Rica fue el asesinato de una joven identificada como Lizbeth Cortés, quien fuera atropellada junto a su madre y su hija en la carretera a Papantla, a la altura de la comunidad Reforma Escolín y abandonada semidesnuda en la colonia Libertad, de la ciudad petrolera.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado viernes, cuando Lizbeth caminaba con sus familiares y fue atropellada por un taxi que circulaba con dirección a Poza Rica. La madre de la finada fue aventada a un barranco y al incorporarse corrió a atender a su nieta, pero su hija había sido levantada por el responsable del accidente.

Posiblemente la mujer perdió la vida mientras era trasladada al hospital, pero el taxista decidió abandonar el cuerpo en una calle de la colonia antes citada.