Municipios

Protestan por inseguridad en Papantla y exigen justicia para familia de Álamo

abril 01, 2019

Poza Rica, Ver.- Habitantes de las comunidades de Cerro Grande, Morgadal y Tlahuanapa marcharon por las calles de la ciudad de Papantla cansados de la ola de robos que se ha registrado en el municipio y de la impunidad en que operan las bandas delictivas; mientras que en Álamo, decenas de personas se apostaron en la carretera federal en reclamo de justicia por la muerte de una familia, quienes perecieron luego de ser arrollados por una camioneta.

La marcha en Papantla se organizó alrededor de las 10 horas del domingo. Los manifestantes portaban cartulinas en las que exigían un alto a la oleada de robos de la que han sido víctimas, además de que se investiguen a los jueces, a quienes señalan de liberar a los criminales.

Con frío y bajo la lluvia, los manifestantes avanzaron hasta el parque Israel C. Téllez, frente al Palacio Municipal, lugar que quedó sitiado por varios minutos, con la protesta de los conductores que quedaron atrapados.

El pasado 29 de marzo, durante la madrugada, habitantes de Morgadal estuvieron a punto de linchar a 11 presuntos delincuentes que habían capturado cuando se percataron de que un vehículo merodeaba la comunidad.

Tras el arribo de la Policía Estatal, los presuntos delincuentes fueron puestos a disposición de la autoridad, salvándose de ser linchados. Horas más tarde, los pobladores bloquearon la carretera federal a la altura de la comunidad Cerro Grande.

Exigen justicia para la familia arrollada y muerta en Álamo

La noche del sábado 30 de marzo, una familia que se transportaba sobre una motocicleta fue arrollada por el conductor de una camioneta Grand Cherokee a la altura de la colonia Unidad y Trabajo; en el lugar perdieron la vida Raúl Osorio Martínez, de 45 años; Alma Ramírez Torres, de 35, y Leslie Ramírez, de 6 años.

En el lugar se encontró la placa de circulación YGP-21-26, con la cual fue identificado el propietario de la unidad como Julio Andrés González Garmendia.

La tarde-noche del domingo, alamenses salieron a manifestarse a la carretera federal para exigir la detención del responsable del atropellamiento y muerte de la familia.

Al lugar del bloqueo acudió el alcalde Jorge Vera Hernández, quien intentó dialogar con los manifestantes, quienes a gritos exigían justicia para la familia afectada y que se detuviera al responsable, a lo que el munícipe contestó que no estaba en sus manos.

No obstante, se comprometió a que los deudos no quedarán desamparados. Pidió también que los familiares interpongan la denuncia correspondiente para que las autoridades puedan proceder a la detención del presunto homicida.

En la manifestación se expuso el problema de la falta de iluminación en la carretera que pasa por esa colonia y las condiciones en que se encuentra la carpeta asfáltica.

Durante la protesta un joven resultó lesionado por una botella de cerveza que fue arrojada hacia el sitio donde se encontraba el presidente municipal dialogando con los manifestantes, siendo atendido por personal de Protección Civil que acompañaba al alcalde, quien pedía fuera liberado el paso sobre la carretera.