Municipios

Jerarquía católica "alimenta los crímenes de odio", considera la comunidad LGBT

marzo 27, 2019

Orizaba, Ver.- La polarización entre la jerarquía católica y la comunidad lésbico gay se ahonda cada vez más. En esta ocasión, los colectivos exigen a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos que exhorte al arzobispo de Xalapa Hipólito Reyes Larios por su pronunciamiento discriminatorio sobre los matrimonios igualitarios, "alimenta los crímenes de odio", señala Hugo Sánchez Badillo, representante de este sector social.

El problema entre ambos entes no es nuevo. Data desde hace varios años sobre todo porque ambos se critican mutuamente. En este caso la comunidad lésbico gay de la zona, a través de Hugo Sánchez Badillo rechazó la postura que domingo a domingo, en las homilías, asume el prelado, "comenta y dice que el matrimonio debe ser de un hombre y mujer porque así lo marca la Biblia, pero este no es el único comentario que se ha hecho. Hay otros que son misóginos como las críticas hacia las mujeres por vestir con pantalón, él –recuerda– les dijo hombrecitos. La decisión de vestirse es de cada quien, pero sí ataca y puede alterar o alimentar un poco más todos los crímenes de odio que se han presentado en el país".

Todo esto, considera, es motivo suficiente para pedir que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos intervenga en este caso y exhorte al prelado a evitar este tipo de comentarios, porque insiste, pueden alimentar los crímenes de odio, "pero los extrañamientos no sólo deben ser para el representante católico sino además para todo aquel que igual fomente la discriminación por preferencias sexuales; no se debe permitir que esto siga adelante, que se siga fomentando el rechazo a la comunidad lésbico gay"

"Hay líderes religiosos que quieren cambiar la ideología de una persona. Eso es ofensivo porque a mí no me importa lo que el señor diga, pero sí puede cambiar o sí puede influir socialmente porque es un líder religioso y tiene muchos afectos. Debemos tener mucho cuidado con todo lo que se está comentando".

Pero eso no son las únicas causas, hay otros más, por ejemplo, cita, "tenemos el llamado que hace la jerarquía católica para que en las siguientes elecciones no voten por los partidos que promueven o apoyan las iniciativas como las que benefician a este sector. El Estado es totalmente laico y así lo tiene que ser, y sus orientaciones religiosas no tienen por qué afectar el traslado de la ley o de las reformas que se estén haciendo".

El escenario que se está creando"es lamentable porque nosotros como asociación civil y como pertenecientes a la coalición estatal lésbico gay no nos estamos metiendo. No estamos solicitando la autorización religiosa, sino que estamos solicitando la actualización en el Código Civil para que dos personas del mismo sexo pueden ampararse y tener todos los beneficios que conlleva tener este documento oficial. Nosotros no lo estamos haciendo por atacar a los usos y costumbres o por afectar a la religiosidad".