Política

Presunto zeta fue ejecutado dentro de su vivienda en Coatzacoalcos

marzo 25, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- Un varón fue ejecutado al interior de su casa por un grupo armado. Hace cuatro meses ya había sido agredido de manera similar pero salvó la vida y en tres ocasiones pisó la cárcel, por ser presunto integrante del cártel de Los Zetas.

En lo que parece una "limpia" realizada por un grupo delictivo, fue asesinado Fernando de Jesús Orozco Sobrino, cuando se encontraba en su casa ubicada en la colonia Progreso y Paz, a unos metros de las vías del tren.

Esta persona ya había sido agredida por un comando armado en 2015, cuando caminaba hacia su casa en esta misma colonia. En esa ocasión, los médicos lograron salvarle la vida, y desde el año pasado se encontraba laborando en Cancún como albañil, tuvo que huir por amenazas que había recibido.

En esta ocasión, personas armadas entraron a su domicilio y le dispararon en varias ocasiones. Apenas tenía unas horas de haber regresado a Coatzacoalcos, solo para estar presente en la fiesta de cumpleaños de uno de sus dos hijos.

Fernando de Jesús Orozco Sobrino se encontraba solo al momento del ataque, pues la madre, su pareja y los hijos habían salido a realizar algunas compras para la fiesta infantil que celebrarían este domingo.

Orozco Sobrino ya había sido detenido y liberado en tres ocasiones, una de las más sonadas fue su detención en diciembre de 2012, cuando fue apresado con otra seis personas en Puerto Esmeralda en poder de armamento de grueso calibre y un lanzamisiles de manufactura soviética; en esa ocasión las fuerzas federales identificó a todos los detenidos como parte de una célula de Los Zetas.

En 2015, fue detenido de nueva cuenta por la SSP supuestamente cuando intentaba cometer un atraco en Lomas de Barrillas, se le localizó un arma y una motocicleta sin documentos.

En las últimas horas se han registrado varias ejecuciones de personas que presuntamente están ligadas a grupos delictivos o bandas que realizan robos y secuestros.

Antes de esta agresión, fue asesinado José Gregorio Cruz, un joven de 17 años, a quien la autoridades lo tiene identificado como miembro activo de la banda delincuencial Los Chinacas.

El joven se encontraba en la entrada de una tienda de abarrotes ubicado en calle Francisco I. Madero, casi esquina con Juan Escutia de la colonia Playón Sur, en Minatitlán, cuando una persona le disparó en tres ocasiones.

Las autoridades estatales señalaron que la Banda de Los Chinacas es un grupo delictivo, dedicado al robo de comercio y casas, la cual tiene varios años operando en el primer cuadro de la ciudad de Minatitlán.

El año pasado fue asesinado Javier Cruz Mejía, de 27 años, señalado como integrante del mismo clan, cuando fue asaltado por un transeúnte.

Asesinan a ex agente municipal

En la tarde del domingo, fue ejecutado a balazos el ex agente municipal de Huixcolotla, municipio de Tierra Blanca, Luis Manuel Vargas Rivera, junto con su esposa, Enriqueta Álvarez Sáenz, cuando llegaban a su propiedad, el rancho Mata Cocuitle.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 17:30 horas de este domingo, cuando viajaban por la carretera regional que va de Tierra Blanca a Huixcolotla.

Los disparos que derivó en el doble asesinato originó la movilización de policías municipales, de la Fuerza Civil de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, y de la Marina.

También arribó personal de la Fiscalía Regional y peritos en criminalística, debido a que quedaron varios casquillos de balas tirados en la tierra y dentro del automóvil color azul en el que viajaban

Cabe recordar que en mayo del año 2013, en ese mismo rancho Mata Cocuite, ubicado a dos kilómetros de la carretera federal 145, con dirección a la comunidad Huixcolotla, fue asesinada su madre, Filogonia Rivera Domínguez.

Los hechos ocurrieron el 2 de mayo cuando un desconocido arribó la tarde del jueves al rancho y asesinó de un disparo en la cabeza a la ejidataria Filogonia Rivera Domínguez de 69 años.

El cuerpo fue encontrado tirado en el corredor de su domicilio en medio de un charco de sangre y con el disparo en la cabeza.

En ese entonces, Luis Manuel Vargas Rivera mencionó a los policías que su mamá no tenía problemas con nadie por lo que solicitó la investigación del caso para dar con él o los responsables.