Política

PRI debe fortalecerse con democracia, no busco beneficio con apoyo: diputada

marzo 25, 2019

La diputada federal, Anilú Ingram Vallines rechazó que su apoyo al aspirante a la dirigencia estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín tenga como objetivo, obtener una candidatura a una presidencia municipal a cambio en los siguientes años.

"Mi único compromiso es con el partido, soy una mujer de convicciones, de palabra, y en cada una de las acciones me comprometo, lo hago por mi partido, vamos a jugar limpio y pedimos que gane la militancia", expuso.

Señaló que Ramírez Marín ha trabajado a favor del PRI durante dos décadas, por lo que deben sumarse a su candidatura o a la del aspirante que deseen, porque los mismos militantes exigían democracia y eso es lo que ahora ofrece el Comité Directivo Estatal (CDE).

"Cada quien labra su camino, cada quien a lo largo de la vida cosecha lo que siembra, yo a Marlon lo respeto, al igual que Arianna Ángeles es una gran mujer comprometida, de convicciones, estoy cierta que son las mejores cartas para dirigir al PRI, yo soy una militante más que daré mi voto y mi confianza, quienes realmente darán la última palabra son los militantes", expuso.

Con respecto a las declaraciones del ex delegado del IMSS y ex aspirante a la presidencia estatal del PRI, Antonio Benítez Lucho en el sentido de que un "grupo busca adueñarse del Partido", Ingram Vallines respondió que respeta sus opiniones, pero debería de sumarse porque el partido les ha dado mucho a todos.

"Al maestro Benítez Lucho mi gratitud, es mi amigo, respeto su punto de vista, hay que sumarse, hoy hay que fortalecerlo con madurez, propuesta, altura de miras, competencia sana, hoy se hace lo que los militantes pedían a gritos, estar en el centro del proceso y democratizar el partido, vamos a jugar limpio", señaló.

Finalmente comentó que "disentir" como Benítez Lucho, es parte de las democracias, pero hoy es momento de fortalecer al partido y que los hombres y mujeres que estarán en la contienda den una batalla "limpia".

Según Marlon, el PRI saldó su deuda del pasado al perder dos veces la gubernatura

Al registrarse como aspirante a la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el regidor del ayuntamiento del puerto de Veracruz; Marlon Ramírez Marín afirmó que los integrantes de este instituto político saldaron los errores del pasado, al haber perdido dos elecciones a la gubernatura de Veracruz.

En entrevista se le cuestionó que podría lastimar su carrera rumbo a la dirigencia estatal del PRI, por lo que respondió que sólo el cansancio.

Al cuestionarle si el pasado del PRI podría afectarle, Ramírez Marín respondió, "el pasado en el pasado está, el futuro es por el que vamos. La gente ya nos calificó el pasado primero de julio, la deuda está saldada por la sociedad, la gente nos castigó y lo entendimos en las urnas".

Ramírez Marín llegó acompañado por Jorge Carvallo Delfín que ocupó los cargos de ex secretario particular del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, -hoy preso en un penal del Estado de México- por haber saqueado 60 mil millones de pesos de las arcas del estado, según la Auditoria Superior de la Federación (ASF); también estuvo la diputada federal, Anilú Ingram Vallines.

Ramírez Marín y la ex presidenta municipal de San Andrés Tlalnelhuayocan, Arianna Ángeles Aguirre se registraron como aspirante a presidente y a secretaria general del PRI en Veracruz, ante la Comisión Estatal de Procesos Internos del Comité Directivo Estatal (CDE).

Según Ramírez Marín no es necesario que haya "caras nuevas" en los liderazgos del PRI, sino que se debe modificar el modelo.

"Hay que ser modelos nuevos lo que tenemos que entender que lo que agotó la credibilidad del partido era la voluntad de uno la que doblega a los demás y hoy tiene que ser la voluntad de lo de abajo para que lo entiendan los de arriba ese es el cambio es la ruta, parece un asunto menor pero no lo es", dijo.

Esta es la primera ocasión en la que el PRI de Veracruz dará la oportunidad a su militancia para que elijan al presidente del partido en 90 años, afirmó.

"Si fueran 10, 20, mil, son más que una voluntad, lo que está en el pasado, está en el pasado, la gente ya nos castigó y tenemos que entender el mensaje y transformarlo y llevar al partido a la victoria" afirmó.

Finalmente recalcó que la ruta a seguir del PRI, no es con descalificaciones, "no es con luchas de odio, al contrario, en el PRI cabemos todos y la mejor manera de que cada quien agarre su espacio, es así, que sean los militantes los que decidan y a partir de ahí construir un proceso de unidad en donde todo el partido marche junto rumbo a la victoria".