Política

Exigen a Morena modificar Ley de Aguas

marzo 23, 2019

López Obrador prometió en campaña revocar el decreto de EPN que desprotegió a los ríos

¡No a las presas! es la consigna en el Carnaval del Agua, en el que integrantes de diferentes movimientos y colectivos en defensa del agua ante proyectos hidroeléctricos y mineros exigen al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador cumplir promesas de campaña y revocar el decreto que levantó las vedas de los ríos.

De diferentes comunidades de las cuencas de los ríos Actopan y La Antigua, movimientos, organizaciones se reunieron ayer en la plaza Lerdo de la capital del estado –también llamada Regina por activistas– para hacer una celebración por el agua, de los ríos libres, de las diferentes formas de vida.

Exigieron al Presidente de la República que cumpla y revoque el decreto que levantó las vedas en las cuencas de los ríos, dejándolas sin protección ante proyectos hidroeléctricos, mineros, plantaciones de café robusta, entre otros, que ponen en riesgo la vida y el entorno de las comunidades que dependen del agua de las cuencas.

De acuerdo con el decreto, firmado por Peña Nieto, en la cuenca del Actopan, sobre un cálculo de disponibilidad de agua de 631 millones de metros cúbicos anuales, quedarían libres para ser asignados o concesionados más del 52 por ciento; en el de la Antigua sobre una supuesta disponibilidad de mil 797 millones de metros cúbicos anuales quedarían sujetos a asignaciones o concesiones más del 42 por ciento.

Con el decreto, dijeron que se viola la constitución porque la Conagua otorgue concesiones en orden de su solicitud y no según el grado de necesidad, como manda la reforma al Artículo 4° constitucional; levantan las vedas sin demostrar que se hayan resuelto los factores de riesgo que las justificaron, además no se consideró que las reservas ofrecen mucho menos protección que las vedas.

Los decretos no contemplan mecanismos para garantizar el reconocimiento y respeto por los derechos de los pueblos indígenas y comunidades equiparables a las aguas en sus territorios ni los núcleos agrarios a las aguas que les hayan sido dotadas por decreto presidencial.

Los decretos tampoco contienen mecanismos para proteger el derecho humano al agua, permiten a los gobiernos estatales obtener asignaciones a 50 años para uso público –urbano de manera inmediata para los enormes volúmenes que podrían requerirse en el año 2070.

Piden revocar concesión

El proyecto hidroeléctrico en el Río Los Pescados sólo está detenido por la población, pero no se ha retirado el permiso a la empresa brasileña Odebrecht y desde el gobierno federal no hay un pronunciamiento sobre la revocación a las concesiones a empresas que querían construir presas en las cuencas, sostuvo Sandro Ruiz integrante de Pueblos Unidos de la Cuenca La Antigua Por los Ríos.

"Nos preocupa que estén vigentes los permisos de Odebrecht para el proyecto de construcción de una presa en el río Los Pescados y que el gobierno federal no fije una postura sobre estas concesiones, porque sólo ha expresado sobre concesiones de minería que las que estaban dadas van a seguir. Lo que preocupa es que si hay minería, hay afectación de ríos, son proyectos que van encadenados, van de la mano, las empresas no quitan su dedo y hay otras que ya sostienen pláticas con ejidatarios de Teocelo, ellos están con sus proyectos más arriba, pero que también afectarán a la cuenca del río La Antigua", comentó Sandro Ruiz.

Por su parte, Alejandro Gallardo, recordó que las poblaciones tienen más de cinco años cuidando la entrada al predio El Tamarindo del ejido Tuzamapan, para evitar que se construyan presas en la cuenca, y este movimiento se ha extendido a otras poblaciones en donde también se quieren instalar las empresas.

También pidió un diálogo con el gobernador Cuitlahuac García para que se pronuncie al respecto; en La Antigua hay siete proyectos detenidos, en el Bobos–Nautla hay otros, y a través de la organización de las poblaciones se han detenido.