Política

Opiniones y Comentarios No sale a cuenta

marzo 19, 2019

Si los números no mienten y las honorables Autoridades dicen la verdad -lo que en el siguiente caso parece lamentablemente ser cierto- mueren 1,000 personas cada mes debido a insuficiencia y falla renal…

O sea, 33.3 personas por día, mueren a causa de un padecimiento que aparece poco a poco debido a la presión arterial alta -el asesino silencioso le llaman- pero principalmente por la diabetes…

Una auténtica pandemia no contagiosa que en México la padecen más de 12 millones, según datos de la OMS del 2017; y es el 5° país del mundo con más enfermos. Pero según la SSA son solo 8 millones…

Y cientos de miles esperan un trasplante. Procedimiento altamente costoso y que lleva al paciente a que requiera de medicamentos el resto de su vida para evitar el rechazo del órgano trasplantado…

Pero el caso es que la insuficiencia renal está catalogada por la propia Dependencia como la quinta causa de muerte en el País. Que señala la incidencia en los campos cañeros a causa del consumo de medicamentos antiinflamatorios para el dolor muscular y la contaminación del agua y del suelo con los agroquímicos…

Y si al principio se mencionó la credibilidad; es sabido que la mayor incidencia se presenta en las juventudes, no en los trabajadores de los campos cañeros. Y es más frecuente en las ciudades, que en las comunidades rurales…

Hasta el cansancio la diabetes se le ha atribuido a la comida chatarra, importada culturalmente de los EE.UU. tercer lugar del Planeta con más diabéticos. Pero de eso no se dice nada en los informes oficiales…

Y resulta que el atender médicamente a los pacientes, no solo le resulta altamente incosteable al Estado; toda vez que los ingresos que genera la Industria chatarrera mediante el pago de sus impuestos, ni siquiera cubren los gastos. De ahí la deficiencia en la atención y la carencia de los medicamentos…

Diríase en coloquiales palabras, que no sale a cuenta…

Con el objeto de enfrentar el problema, refirió el informe de la SSA, "se requiere de una estrategia integral que entienda las determinantes sociales de la enfermedad, mediante una respuesta multisectorial que debe constituir el centro del vínculo entre el Gobierno, el sector privado, la sociedad civil y los organismos internacionales de cooperación"…

No obstante, cabe señalar que el principal responsable de la diabetes, es quien la padece, si es mayor de edad; de sus padres que los alimentan; y del Estado, por no promover una alimentación sana y por permitir la difusión y publicidad de productos que finalmente hacen daño.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.