Política

Exhuman 4 cuerpos más en Río Blanco y hallaremos más, dicen

marzo 14, 2019

Río Blanco, Ver.- Este miércoles fueron exhumados cuatro cuerpos más de las fosas del cerro de Los Arenales de Río Blanco, por lo que al momento ya suman 10 cadáveres exhumados en total, contando los cuatro cuerpos que fueron sacados en 2018.

Integrantes del Colectivo de Personas Desaparecidas en la zona Orizaba-Córdoba, revelaron que el número de cuerpos aumentará en las próximas horas, debido a que ya trabajan en cuatro fosas más en donde de igual forma ya tienen detectados más cadáveres en su interior, lo que convierte el lugar en un verdadero campo de exterminio.

"Nuevamente regresando a Río Blanco, hasta el momento se han localizado seis cuerpos completamente cercenados y el día de hoy se hallaron cuatro cuerpos más, por lo que ya suman 10, se están trabajando en cuatro fosas en continuidad, no sabemos cuántos más podamos rescatar por qué son trabajos muy forzados los que se están realizando", afirmó la integrante del colectivo, Araceli Salcedo Jiménez.

En rueda de prensa a un costado del cerro de Los Arenales, puntualizó que lamentablemente estas cuatro fosas más, también son puntos positivos, de donde han podido rescatar a personas.

"Está labor no acaba, está labor es titánica, hemos descubierto un dolor con terrible tristeza un verdadero campo de exterminio y nosotros ya lo conocíamos, desde que nos llegó un croquis y un anónimo en donde nos decían que en este campo de exterminio no sólo íbamos a encontrar a una persona sino a muchas más. Es un terreno ampliamente extenso de aproximadamente una hectárea el cual se explorará".

Indolencia de la SSP

Lo que pasan los familiares de víctimas por desaparición forzada en esta región, es terrible, primero deben soportar la indolencia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que aun y cuando se lo solicitaron, les niega el resguardo y vigilancia, de plano los abandonó en las labores de búsqueda, después deben sortear el desgaste emocional que provoca buscar entre cadáveres a los suyos y de paso, el temor a ser agredidos por su labor. Este día, encontraron 10 cadáveres en terrenos que se presumen deberían estar resguardados por la Policía Estatal, desde hace más de un año.

Todo esto no los amilana, por el contrario los fortalece y no desfallecen para seguir en la búsqueda de aquellos que de pronto desaparecieron sin dejar rastro. Ellos, sus familiares, nunca se imaginaron que en lotes abandonados, ubicados a menos de un kilómetro de Orizaba se encontraban los cuerpos de amigos o familiares víctimas de desaparición forzada. La forma en las que los encontraron, relata Aracely Salcedo, exhiben la crueldad con la que fueron asesinados.

Este miércoles fue un día difícil para los que integran los colectivos, es lo que cuenta "bajamos del cerro donde se encuentran las fosas clandestinas con un tremendo cansancio físico, pero es más el cansancio emocional, sentimental. El seguir encontrando fosas y cadáveres, el regresar a ese punto y aspirar el olor a muerte, es algo terrible".

No obstante, todos ellos continúan con su labor, "seguimos trabajando en ese lugar desde hace tiempo, ya sabíamos que no íbamos a encontrar ni una ni dos fosas, sino que eran muchos más. Lo sabíamos por los mensajes anónimos que nos enviaron y realmente es terrible lo que encontramos ahí". La búsqueda, "de tesoros" como les llaman a sus desaparecidos, ha dado cuenta, hasta el momento, de al menos 10 cadáveres encontrados en ese lugar, en donde, dice, "sufrieron mucho antes de morir. Ellos fueron inhumados clandestinamente, en medio de las condiciones más terribles que podamos imaginar. Quienes los buscamos, lo que menos queremos, es encontrarlos en esas condiciones tan terribles"

Las labores de búsqueda continúan, dice, "tenemos un marcaje de más fosas positivas. Vamos a seguir trabajando en ellas para seguir buscando y exhumando lo que vayamos encontrando en ellas". La zona en donde han encontrado las fosas clandestinas, está en los límites de Orizaba con Río Blanco. Los terrenos están ubicados hasta el fondo de la colonia "Agraria" en ese municipio. Su acceso vehicular no es tan difícil, pues por la cercanía de fraccionamientos y unidades habitacionales se cuenta con caminos pavimentados.

Las fosas, siete hasta el momento, están ubicadas sobre las laderas del cerro "El Borrego", hasta ahí los responsables de su desaparición, llevaban a sus víctimas, se presume que algunas aún vivas y ahí las mataban, otras a parecer ya iban muertas y sólo las arrojaban.

Pero las labores de búsqueda igual se convirtieron en un riesgo para los integrantes del colectivo pues carecen de la suficiente seguridad por parte de elementos de la Policía Estatal, "hemos pedido, vía oficio, el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública, no se nos ha dado, estamos demasiado expuestos. Somos mucha gente que estamos trabajando ahí"

Ese punto nos lo entregaron en enero del año pasado, "lo trabajamos hasta abril del año pasado, lo paramos, volvimos a regresar y nos continúa dando positivo para el hallazgo de más cadáveres. Hay cuerpos que se han recuperado en condiciones terribles, aún con tejidos".

Mientras el colectivo pedía y aguardaba la respuesta para el resguardo de los terrenos en donde se ubican esas fosas clandestinas la delincuencia las seguía utilizando para desaparecer a parte de sus víctimas, "así es. Nosotros a través de la Fiscalía General del Estado, solicitamos el resguardo de esos terrenos. Están los oficios en donde hacemos esa petición, pero la Secretaría de Seguridad Pública no le dio ni le ha dado los seguimientos correspondientes".

Hace unos días estuvo el fiscal general, Jorge Winclker, "se volvió hacer la petición a la Secretaría de Seguridad Pública, los oficios ahí están y la respuesta no llega. Nosotros pedimos que bajo omisión se castigue a los responsables. Ya estamos haciendo lo pertinente en ese caso. La petición no se ha cumplido".