Municipios

Arzobispo de Xalapa reafirma prejuicios y degrada a la mujer: comunidad LGBT

marzo 13, 2019

Orizaba, Ver.- Las declaraciones del arzobispo Hipólito Reyes Larios no cayeron nada bien entre la comunidad lésbico-gay. De hecho lo califican de homófobo y racista, al referir que las mujeres "perdieron el glamour" por vestir con pantalones de mezclilla. Igual reprueban que las haya comparado "con varoncitos", lo que consideraron un acto discriminativo y de paso le solicitan al gobernador cumplir su oferta de cero tolerancia a la discriminación y sancione al prelado; además, proponen reformar el Código Penal para encarcelar a quien incurra e estos hechos.

A través de la asociación civil, "Soy Humano", esta agrupación hace un análisis de la postura que asumiera hace algunos días el representante de la jerarquía católica en nuestro estado, "desde Soy Humano A.C., colectivo en defensa de los derechos humanos, nuestros objetivos son buscar un país en igualdad, sin discriminación, xenofobia, racismo o cualquier acto que atente contra la dignidad humana" se plantea en el primer párrafo de un comunicado distribuido por Jazz Bustamante activista de esta comunidad.

Pero eso no es todo, pues la misma comunidad agrupada en esta organización igual refuta lo dichos del sacerdote católico, "mostramos nuestro total rechazo a las declaraciones del "arzobispo" (sic) de la catedral metropolitana de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, quien se refirió a las mujeres como haber perdido ‘el glamour’ y ahora se vistan ‘como varoncitos’.

Para la comunidad, se expone, "se reafirma los estereotipos, prejuicios y degradación de las mujeres, decir que una prenda de vestir te defina o degrade como persona resulta muy peligroso ya que los jerarcas religiosos utilizan vestidos de colores y eso no tendría por qué definirlos como travestis o individuos inferiores, resaltemos que las prendas de vestir no tienen género", acusan.

"Veracruz es uno de los estados con mayor violencia feminicida del país desde hace más de cuatro años , en el cual lamentablemente se cuenta con dos alertas de género, una feminicida y otra por agravio comparado" se señala.

Asimismo, hacen un llamado al Gobierno del Estado a que actúe para detener lo que ellos consideran agresiones a la libertad de la población, "la actual administración a cargo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez resaltó su estrategia cero tolerancia a la violencia contra las mujeres y niñas por ello pedimos a la actual administración que no se tomen a la ligera las constantes declaraciones discriminatorias, degradantes y prejuiciosas de los jerarcas religiosos del estado".

Además, se acusa a la jerarquía católica de agredir a los integrantes de esta comunidad, "(los sacerdotes) casi siempre se escudan en su libertad de expresión para incitar al odio; es momento de poner límite con una reforma a nuestro código penal para sancionar con cárcel a quienes incurran en tales hechos".

Las sanciones que se proponen tienen sustento legal, según se apunta, "y es en base a los artículos 1º de la Constitución de Veracruz de Ignacio de la Llave, así como a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.