Política

Exigen ejidatarios $2.5 millones mensuales por agua del Yuribia

marzo 12, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- Autoridades del municipio de Tatahuicapan denunciaron que los operadores políticos del delegado federal Manuel Huerta Ladrón de Guevara se encuentran detrás de la toma de la presa Yurivia, lo que deja sin el suministro de agua potable a más de medio millón de Personas. En tanto, ejidatarios anunciaron que quieren que se les vuelvan a hacer los pagos mensuales y solo negociarán con el gobernador y el secretario de gobierno.

Se cumplieron más de 60 horas de haber sido tomadas las instalaciones del acueducto que abastece a los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque.

Cerca de 150 personas, entre ejidatarios y avecindados, mantienen tomadas las instalaciones y cerradas las válvulas.

En entrevista, el presidente del comisariado ejidal, Inocente Bautista Luis, refirió que desde febrero metieron un oficio en la Secretaría de Gobierno, en la dirección municipal, por el cual solicitan apoyos para el campo, obras de camino y la conclusión del centro de salud ampliado.

Señaló que quieren que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y los representantes de los tres municipios recuperen la minuta de trabajo del 2014, donde el estado tenía que pagar 2.5 millones mensuales.

Por su parte, el alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo, indicó que desde hace varios meses han tratado de dialogar con los campesinos, pero que se han cerrado y quieren seguir presionando con tema del agua.

Comentó que esperarán las negociaciones que haga el Gobierno del Estado, ya que no cuentan con los recursos para hacer los pagos que piden.

A pesar de contingencia por la falta de agua que existe en el municipio, ni el gobierno municipal y el estatal tienen algún plan para dotar el líquido y los ciudadanos la tienen que ir a buscar hasta las instalaciones de la CAEV.

El director de la oficina de Coatzacoalcos, sigue sin informar sobre la situación ni dio a conocer si habrá un programa de tandeo. Horas más tarde, el alcalde de Tatahuicapan, Esteban Bautista, se deslindó del movimiento y expuso que detrás del movimiento está Eloy González Bautista, representante del grupo de Morena impuesto por el delegado federal Manuel Huerta.

Detalló que también se encuentra en el movimiento su hijo Marcos Eloy González, quien además es funcionario de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Dijo que estas dos personas han sido apoyadas por el delegado, quien ha estado afectando todo lo que intenta hacer el Gobierno del Estado, como pasó con la división de los diputados en el tema del fiscal.

El alcalde indicó que su municipio no ha sido afectado y debe ser el Gobierno del Estado y la CAEV quienes deben resolver el problema con un pequeño grupo de ejidatarios, ya que la población es ajena a ese movimiento. "No soy el vocero del Gobierno del Estado, ni soy el apagafuegos de política regional. Soy alcalde y me coordino con las comunidades, este balón esta fuera de mi campo", acotó.

Esteban Bautista indicó que la única afectación que tuvieron fue el cierre de caminos pero los representantes de las comunidades Ocotal, Encino Amarillo y Plan Agrario, ya los despejaron con el apoyo del municipio.