Política

A 100 días, AMLO devuelve dignidad al Ejército y Prensa

marzo 10, 2019

Lo que parecía imposible, en el corto tiempo,- en menos de cien días de gobierno-, se despejó la incógnita, pues ahora, al ejército mexicano se le devolvió su dignidad ultrajada ,al desaparecer el Estado mayor presidencial que era el instrumento del presidente de la república para mantener el control sobre todos los secretarios de estado y lo que es también importante y trascendente, que la opacidad y contubernio de corrupción e impunidad que existía con los medios de comunicación, dejaron de ser un secreto para transformarse en la más relevante trasparencia de la historia, como sucede en el palacio nacional, que ahora se sabe, lo que se quiere saber.

Ante la comodidad del modus vivendi u operandi de los grandes capitanes de los medios de comunicación, que eran los únicos que se codeaban con el poder político y participaban de los grandes despilfarros en perjuicio de la nación, ahora son los trabajadores de esos medios, de a pie, que a las siete de la mañana, aún somnolientas , cuestionan e increpan al presidente de la república, es decir, se desacralizó aquello de que nadie podía arrimarse para obtener una respuesta a sus inquietudes o reclamos sociales, es decir, los colaboradores sin sueldo del jefe de gobierno de este país, son los reporteros , analistas, lectores de noticas ,etcétera, los que ocupan la responsabilidad de comunicar a la nación de todo aquello que se interesa.

Así, por ejemplo, se sabe ya,- de manera oficial- que los ex presidentes Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña, son los responsables- cómplices o complacientes, encubridores u omisos-, de los altos niveles de corrupción e impunidad en que el país se encuentra y nadie veía nada y se vivía en su nivel más bajo en materia económica, porque la existencia de más de cincuenta millones de miserables, habla, sin duda alguna, del fracaso de esos gobiernos y que los daños cometidos en la industria petrolera y eléctrica y en los demás campos, es su responsabilidad, lo que obliga a este gobierno a controlar los recursos de manera tal, que si esas empresas se hunden, la deuda nacional sufrirá la misma suerte y el prestigio crediticio estará por los suelos.

Nadie debe olvidar aquella frase del líder petrolero José Sosa cuando le dije al presidente Miguel de la Madrid, en su cara- por cierto, se manejó mucho que su hijo, que fue director de Turismo de Peña Nieto, vendía, sin control, en el mercado libre de Ámsterdam , petróleo de México- que si se hundía PEMEX "se hundía México", y no se estaba equivocado cuando ahora vemos que las calificadores afirman que si ambas industrias no mejoran en su economía, provocarán serios problemas en cuanto a que la deuda nacional sería impagable.

En los monumentales contratos de publicidad que los medios de comunicación mantenían con el gobierno, era una forma de la opacidad de los hechos y dichos que tanto se conocían y que se escondían, por lo mismo, se reforma la constitución en su artículo134- lo que nunca se reglamentó, igual que el artículo 127 de los altos salarios- para establecer parámetros claros en cuanto al apoyo que tiene que brindarse a los medios de comunicación y que es lo debe publicitarse, al engendran a un grupo de prevaricadores que hoy se duelen de que no reciban apoyos para elogiar al funcionario en turno, lo que conlleva a crear el malestar que alimentan en distintos aspectos, sin embargo, al perder el monopolio de la información, no les queda más que la especulación y crear duda en la sociedad, magnificando los acontecimientos que hoy se afrontan y en donde radica su responsabilidad complaciente u omisiva.

Si el presidente López Obrador ha roto esos paradigmas, por demás ominosos y ha zaherido la piel de quienes eran amos y señores del gobierno , en las circunstancias actuales, los apoyos a los medios serán en razón de su penetración en las materias esenciales, como es difundir lo que es de interés general, y no más presumir las obras sociales que es obligación del Estado, por lo que el incienso ya no producirá efectos y es motivo de penalización, pues era mucho el dinero que se despilfarraba para unos cuantos empresarios de la prensa, radio y televisión, vicio que aún prevalece en los ayuntamientos del país y en los estados.

En los momentos actuales nada se oculta y muchas cosas han dejado de ser de seguridad nacional, de ahí, por lo mismo, el día que el presidente aparezca para el balance de cien días, se tendrá que saber , en la más amplia profundidad , los grandes crímenes cometidos por los gobiernos en materia de corrupción e impunidad, tanto en Pemex, Cfe ,Issste, Seguro social, en fin, en todo aquello que a la nación le interesa, porque la opacidad quedará sepultada para siempre.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1