Política

Reforma educativa de Peña Nieto está vigente, considera la CNTE

febrero 12, 2019

Orizaba, Ver.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) busca que la anulación de la reforma educativa sea efectiva, porque en este momento "está vigente". De hecho, advirtió que la propuesta educativa del gobierno de López Obrador, "no garantiza la abrogación en los términos planteados, por lo que convocó a que los maestros mantengan la organización y la resistencia.

En un comunicado, el organismo señala que la reforma da continuidad al proyecto educativo neoliberal reforzado nuevamente por la relación reciente que sostiene Moctezuma Barragán con la OCDE, misma que fue parte del conflicto por la implementación de la reforma de Enrique Peña Nieto.

"Advertimos (…) que la reforma peñista continua vigente y la que está por venir no garantiza la abrogación en términos como lo plantea la CNTE, por lo que hacemos el llamado a la base trabajadora del país para continuar con la organización y la resistencia bajo los principios de lucha de la coordinadora, dado que resulta imprescindible sostener nuestras demandas de resarcir de inmediato todos los daños ocasionados por la implementación de la reforma educativa".

Los puntos que la CNTE plantea para considerar eliminada la reforma educativa de Peña Nieto son: abrogación total de la mal llamada reforma educativa, reinstalación de los docentes cesados, suspensión inmediata de los procesos de evaluación punitiva; que se garantice la plaza automática a los egresados de las escuelas normales, sea detenida la aplicación del Nuevo Modelo Educativo; que haya una educación con pertinencia cultural y verdadera participación de los trabajadores de la educación en su construcción, dar solución a las demandas económicas y salariales no resueltas,

Además, libertad de todos los presos políticos, cancelación de todo proceso jurídico, penal, laboral y administrativo derivado de la implementación de las reformas estructurales en particular de la mal llamada reforma educativa.

La CNTE declara al pueblo y a la nación su compromiso con la educación pública y gratuita, además de los derechos de la población. Ratifica su convicción de lucha y su aspiración de transformación social; se asume como parte del pueblo y junto con él seguirá exigiendo y construyendo la patria que necesitamos los mexicanos. Además, reconoce "que en un contexto político social diferente y esperanzador, que dejaron los resultados electorales, las condiciones que existen para solucionar los conflictos heredados del gobierno de Enrique Peña Nieto deben revisarse a profundidad y ser solucionados".

Se precisa que "desde antes de 2013, cientos de miles de trabajadores de la educación de todos los estados del país aglutinados en la coordinadora, única organización magisterial que ha sostenido una tenaz resistencia contra lo que consideramos la más brutal embestida hacia nuestros derechos laborales, sindicales, sociales y profesionales, además de establecer una abierta desobediencia que de manera dolosa y perversa se le ha denominado reforma educativa, que a la fecha la mantenemos en un fracaso total".

A esta lucha social se han integrado estudiantes, padres de familias, trabajadores del campo y la ciudad, que habitamos las entidades federativas con mayor pobreza, marginación, explotación y violencia. Esa parte del México que muchos gobernantes han preferido ignorar, reaccionando de manera virulenta y con ánimo represor cuando su gente se concientiza y se organiza para protestar, señala el documento.

Al referirse a López Obrador, sostiene, "ha presentado al Poder Legislativo su iniciativa de reforma al artículo 3º, 31º y 73º de la Constitución Política ante lo cual, la CNTE manifiesta:

"Que la evaluación punitiva no es el único elemento contrario a la educación pública; por ende es necesario establecer un acuerdo nacional que recupere el proceso cultural de la educación para los mexicanos, debe abrogar la reforma educativa de manera completa; esto se logra abrogando la matriz constitucional de la reforma educativa, sus leyes secundarias y todos sus componentes: Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Servicio Profesional Docente, Nuevo modelo Educativo, Reforma en Normales, Autonomía de Gestión; Escuelas al Centro, Escuelas al CIEN, Escuelas de Tiempo Completo".

Además, hace otra crítica a la propuesta de López Obrador, "la iniciativa de ley con la que se pretende reformar los artículos, 3°, 31° y 73 constitucionales, no resuelve la abrogación de la reforma educativa vigente.

Esta iniciativa corresponde a un modelo neoliberal puesto que aún contempla términos como la "excelencia" que perfecciona el concepto infundado de "calidad" que no son términos pedagógicos, sino empresariales, planteados desde la perspectiva de la OCDE y Mexicanos Primero, que distorsionan el carácter universal y humanizador que debe prevalecer en la educación".

En este sentido precisa que la propuesta de reforma sigue siendo punitiva toda vez que en la fracción VIII se proyecta leyes secundarias con este carácter; este apartado pide constitucionalmente que el Congreso de la Unión expida leyes que entre otras cosas señalen sanciones aplicables a los funcionarios que no cumplan o no hagan cumplir las disposiciones relativas, lo mismo a todos aquellos que las infrinjan. La acreditación y certificación para las escuelas y maestros, como lo promueve la fracción IX, puede representar el cierre y la privatización de los planteles educativos y condicionaría la permanencia de los trabajadores de la educación al no cumplir con los estándares e indicadores de estos procesos. Lo que en la práctica sustituiría el requisito de idoneidad con todos sus efectos.

Este, se puntualiza, "es un proyecto de educación técnica fundamentado desde la innovación educativa, desvalorizando al trabajador de la educación al no reconocerlo como un profesional de su práctica docente. Se le da continuidad a un proyecto para sólo administrar los contenidos de la educación básica. Esta iniciativa deroga la fracción V lo que derivaría la desaparición de los niveles: inicial, especial, educación física, educación para adultos y otras; porque excluye al estado de la obligación de promover y atender todos estos tipos y modalidades educativas.

"También representa un retroceso para los pueblos originarios al plantear una Educación Bicultural y Bilingüe debiendo ser Pluricultural, Intracultural-Plurilingüe e Intercultural – Bilingüe. No plantea un sistema de formación y profesionalización que responda a las verdaderas necesidades de los trabajadores de la educación en el país. Sino la actualización con enfoque técnico. Tampoco contempla el reconocimiento a proyectos educativos que llevan a cabo los estados en una educación que responda a sus realidades culturales, sociales y económicas", expresa el texto.

Desde esta perspectiva, proponemos una verdadera transformación educativa, que arranque con los planteamientos desde el núcleo mismo del proceso educativo que sea capaz de movilizar en torno suyo a los actores y fuerzas sociales más importantes dentro y fuera de la educación, sobre todo a los maestros, estudiantes, padres de familia, comunidades, barrios y colonias, una educación que descolonice el pensamiento y forme al sujeto histórico social.

La CNTE en sus diferentes contingentes y militancia, hemos desarrollado durante décadas, planes y proyectos educativos acordes a las necesidades de las comunidades y poblaciones, también respetando las formas de organización de las mismas.