Política

Frente en Defensa del IPE amaga con movilizaciones de continuar adeudos

enero 29, 2019

Orizaba, Ver.- El Frente Estatal en Defensa del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) amenaza con retomar movilizaciones si el gobierno, pero sobre todo el Congreso local, no solucionan dos problemas principales: el desempolvamiento a la ley 287 y al pago de la deuda de 14 mil millones de pesos que hasta hace dos años se tenía con el instituto.

En el primer caso, Jesús Arenzano Mendoza, dirigente de los pensionados de la zona centro del estado, acusa que entre los diputados veracruzanos "hay una gran desinformación. Es necesario que los diputados locales informen sobre el destino que tendrá la Ley de Pensiones, es lamentable que los diputados locales desconozcan que existe la Ley de Pensiones que fue aprobada por la pasada Legislatura", señala.

Los diputados, precisa, "tuvieron meses para conocer lo que se aprobó durante dos años, y si querían ser diputados tenían que conocer sobre los temas que impacta a los gobernados y más aún con este tema que estuvo en medios mucho tiempo".

La Ley 287 del IPE, acusa, "está en la congeladora debido a que no ha sido publicada en la Gaceta Oficial, mientras que el Instituto de Pensiones del Estado mantiene finanzas críticas ante un adeudo estimado de 14 mil millones de pesos".

Esa ley, expone, fue aprobada por todos los diputados de la pasada Legislatura, "la hicieron suya por lo que la Ley 287 fue aprobada por unanimidad. Esa ley es la misma que vetó Miguel Ángel Yunes Linares y que ahora está durmiendo el sueño de los justos en el Congreso porque no ha sido publicada".

Pero el problema ahora se agrava debido a la incapacidad de los actuales legisladores, "todo indica que los actuales legisladores no están interesados en el tema, pues incluso la desconocen y no sabemos si el actual gobernador sostiene las observaciones, o no".

Pero el problema se pudiera agravar debido a que el Frente Estatal en Defensa del IPE iniciará reuniones para acordar "la serie de actividades que se van a tomar con la idea de reclamar a los diputados que nos definan qué es lo que va a suceder con esta reforma ya aprobada".

El problema pudiera tomar otros matices sobre todo por las condiciones económicas del IPE, "sus finanzas están sujetas con alfileres ante el saqueo del que fue objeto desde la administración de Miguel Alemán Velasco y las dos últimas conformadas por priistas; los adeudos se mantienen pendientes por los entes gubernamentales como el Poder Judicial, los ayuntamientos, el gobierno, organismos descentralizados y desconcertados e incluso tecnológicos estatales.

Hasta hace dos años, la deuda oscilaba "en los 14 mil millones de pesos incluyendo la reserva más los adeudos de todos los entes, por lo que a pesar del presupuesto aprobado para ejercer en este año, mismo que es considerado como el más alto en su historia, la situación sigue siendo crítica".