Economía

Quema helada cultivos cercanos al Pico de Orizaba; prevén nuevo frente frío

enero 23, 2019

Orizaba, Ver.- Los habitantes, y en especial los productores agrícolas en los municipios de la sierra del Pico de Orizaba, pasan por el peor momento, por lo menos del pasado lustro. Una intensa helada, originada por el frente frío 29, dañó no sólo su salud, sino además "quemó" diversos sembradíos y, de paso, colapsó la de por sí difícil economía de esta zona. Lo más grave aún no pasa, pues se prevé que un nuevo fenómeno meteorológico que en las próximas hora afectará al estado, pudiera agravar el escenario.

Los reportes oficiales revelan las condiciones en las que quedaron al menos 10 comunidades, todas ellas ubicadas a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar. Por ejemplo, en las comunidades de Cruz de Chocamán, en la cara oriente del volcán, o en San Miguel Chinela, en la cara sur de la montaña, el escenario es el mismo: una capa de hielo no sólo cubrió las casas de las comunidades, también "blanqueó" los campos de diversos cultivos como la papa, legumbres e incluso la flor.

Los perjuicios, según el alcalde de La Perla, Miguel Bautista García, alcanzan a las comunidades de Rancho Viejo, El Comal, Galicia, Xometla, Cruz de Chocamán, Agua Escondida, San Miguel Chinela, San Miguel Pilancón y Potrero, que son las que se encuentran a más de 3 mil metros de altura sobre el nivel del mar. Ahí los datos del servicio meteorológico local confirman que la temperatura en la madrugada del lunes cayó a los cuatro grados bajo cero.

Dio a conocer que lo que sigue es, primero, levantar el censo de afectaciones para tener un dato exacto sobre las dimensiones de los daños y, ya con eso, solicitar el apoyo al Gobierno del Estado para por lo menos resarcir las afectaciones que causó el paso del temporal anterior.

Este martes, personal de la Dirección municipal de Protección Civil recorrió comunidades dañadas por la helada, donde sostuvo reuniones con los productores y habitantes para corroborar las afectaciones en los campos de cultivo así como en las viviendas.

En esa zona, y por las condiciones económicas de las familias, la mayoría de ellas viven en casas construidas a base de madera y con techo de láminas de zinc o metálicas. Pocas son las que están edificadas a base de concreto. Las familias igual carecen de suficiente ropa de abrigo para enfrentar las condiciones climáticas, que este año han sido bastante intensas comparadas con otras de periodos anteriores.

La salud de niños y personas de la tercera edad es otro de los problemas. Los reportes revelan que se temen enfermedades bronco-respiratorias.

Esta situación se puede agravar pues en las siguientes horas un nuevo frente frío cruzará por la zona central del estado y ello provocará más heladas en estas comunidades.