Política

Pide Pemex reforzar vigilancia en focos rojos de robo de combustible

enero 20, 2019

Orizaba, Ver.- Petróleos Mexicanos (Pemex) no quiere más explosiones y desde este fin de semana solicitó se refuerce la vigilancia de sus ductos en los cuatro municipios de la región del Valle de Orizaba que se consideran como focos rojos en robo de combustible. La zona centro del estado tiene su historial por explosiones de ductos y también con saldos funestos.

La tragedia ocurrida en el estado de Hidalgo obligó a la empresa a delinear nuevas estrategias para cuidar los ductos que cruzan por la zona centro del estado. De acuerdo con datos proporcionados por personal de la empresa, bajo reserva de su nombre, se conoció que se aplicarán operativos en los puntos ya ubicados que son utilizados por los huachicoleros para la sustracción del combustible, para, además de evitar del robo, prevenir accidentes como el acaecido este fin de semana en Tlahuelilpan.

Los municipios de Ciudad Mendoza, Nogales, Ixtaczoquitlán y Omealca se les considera como los puntos más complicados en el huachicoleo, y en tres han sucedido explosiones con saldos funestos.

En marzo de 2017, en la congregación de Cecilio Terán, en Nogales, Cecilio N, originario del estado de México, murió a consecuencia de quemaduras de tercer grado por la explosión de un ducto de Pemex que minutos antes había perforado. La víctima logró salir vivo del perímetro de la explosión, fue atendido por paramédicos y trasladado al hospital regional de Río Blanco en donde finalmente murió. Su fotografía hizo viral debido a que fue captado desnudo pero con la mayor parte del cuerpo quemado.

En septiembre de 2018 en la comunidad de Xuchiles, municipio de Omealca, ocurrió la más reciente explosión por robo de combustible. Ahí se reportó la muerte de dos presuntos huachicoleros, el percance igual se debió por una toma clandestina.

El lunes 10 de diciembre del año pasado hubo una explosión en la localidad de Rancho Victoria, en Omealca, a consecuencia de una toma clandestina en los ductos de Petróleos Mexicanos, en esa ocasión se habló de tres personas muertas.

El sábado 20 de agosto de 2017 seis personas murieron en la comunidad de Zapoapan, municipio de Ixtaczoquitlán. Una mala maniobra en el robo de combustible provocó una tragedia, en esa ocasión los seis huachicoleros murieron al ser alcanzados por las llamas y casi la mitad de la población de esa congregación fueron desalojados por la posibilidad de intoxicarse.

En esa misma comunidad, pero en septiembre del año pasado, otra explosión lesionó a los huachicoleros que sustraían de forma ilegal el combustible.

Con base en estos y otros antecedentes, además de la explosión del viernes en Hidalgo, se pidió reforzar la vigilancia en los ductos en especial en los puntos que ya están ubicados por la instalación de tomas clandestinas.

66 muertos y 76 heridos tras explosión de ducto en Hidalgo

Al menos 66 muertos y 76 heridos fue el saldo que dejó la explosión de un ducto de Pemex en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo. la tarde del viernes, alrededor de las 17:04 horas autoridades y personal de Pemex recibieron el reporte de que había una toma clandestina en el lugar y que había un derrame considerable de combustible.

Personal de Pemex, acompañados por elementos del Ejército y de seguridad del municipio, de la Agencia de Seguridad Estatal y de Protección Civil y Bomberos, se trasladaron al sitio para sellar la toma, en tanto los uniformados resguardaban el lugar, sin embargo las cosas se complicaron cuando alrededor de 350 pobladores, entre mujeres, hombres y niños, arribaron al sitio para recoger el combustible que se encontraba en los charcos que se hicieron en las canaletas de las parcelas cercanas.

A las 19:10 horas ocurrió la explosión, la cual dejó como saldo 66 personas muertas, 73 hombres heridos y tres mujeres. Este sábado en la mañana el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, le brindó su apoyo a los familiares de las víctimas.