Política

Cancela CGJ basurero en Chinameca; "se hará lo que los pobladores decidan"

enero 10, 2019

Chinameca, Ver.- "Se hará lo que el pueblo decida" aseguró el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, ante más de tres mil ciudadanos del Municipio de Chinameca, inconformes por la instalación del Centro de Disposición de Residuos Sólidos Urbanos regional.

En el primer conflicto ciudadano del nuevo gobierno estatal, el gobernador encaró al pueblo, quienes le recordaron sus promesas de campaña: no robar, no mentir, no traicionar.

Los ciudadanos de Chinameca se mantuvieron en resistencia por cinco días, enojados porque no fueron tomados en cuenta para opinar sobre la instalación del nuevo relleno sanitario, en terrenos de una empresa gravera, que dicen no ha hecho nada por la región.

La sesión pública estaba programada para las 16:00 horas, la condición del gobierno estatal era que los ciudadanos abrieran los accesos al pueblo para que pudieran pasar los funcionarios, pero los manifestantes no cedieron y mantuvieron los cinco bloqueos.

La avanzada llegó media hora tarde, con el secretario de gobierno, Eric Cisneros Burgos, quien intentó abrir camino con sus camionetas y la policía estatal, pero los ciudadanos se negaron a dejarlo pasar. "Queremos que venga el gobernador, que camine el pueblo, como cuando nos venían a pedir el voto para Morena", gritaban los ciudadanos.

Tras una serie de reclamos, principalmente por las mujeres chinamecanas, lo acusaron de estar de lado de los empresarios y haber dado permisos para el relleno sanitario.

A fuerzas y en medio de rechiflas, el funcionario estatal se bajó de su camioneta y se subió junto con integrantes de la prensa, a una batea de otra unidad que lo llevaría al parque Central.

Tras de él, en otro vehículo, venía el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien tuvo que transbordar a una unidad del área de política regional. Aunque estaban enojados, los ciudadanos recibieron bien al gobernador morenista, pero desde el principio le dejaron claro con sus gritos su intención: no permitirían la instalación del relleno sanitario regional.

Los gritos de "El pueblo unido jamás será vencido", acompañaron el recorrido del mandatario estatal hasta el templete, donde manifestó que la decisión sobre el proyecto era de los ciudadanos. "Aquí la diferencia con los que ya se fueron es que nunca consultaron al pueblo, nosotros no vamos a hacerlo, nosotros venimos a hacer justicia al pueblo, que es lo más importante".

García Jiménez dio a conocer una serie de obras que se desarrollarán en el municipio, como parte del programa de trabajo del nuevo gobierno, como es la introducción de agua potable, asfaltado de caminos hacia zonas rurales y la construcción de una clínica.

Dentro de los ofrecimientos del gobierno estaba realizar una consulta sobre el proyecto, pero las personas congregadas se negaron y señalaron que la decisión la tomarían en esa asamblea pública, como sucede en sus usos y costumbres.

A la pregunta del mandatario si querían el relleno sanitario, se escuchó un gran grito de negación.

Los dos representantes ejidales que fungieron como oradores entregaron un escrito donde todas las autoridades estaban de acuerdo en no permitir el ingreso de la basura de las ciudades vecinas.

Aunque el gobernador García intentaba apaciguar los ánimos, los representantes ejidales insistían en firmar una minuta donde se comprometiera el gobierno estatal en no usar los terrenos del municipio para la confinación de basura.

La maestra Maritza Trujillo tomó el micrófono y encaró al mandatario, las obras que se anunciaban eran bien recibidas pero solo querían escucharlo rechazar el proyecto. "Voy a hacer lo que acaban de decidir, no va a haber relleno sanitario, pero que quede claro que decidió el pueblo", respondió el mandatario.

Tras decir esta frase, los ciudadanos comenzaron a calmarse y permitieron la salida del mandatario estatal, junto con su gabinete, mientras que los representantes ejidales se ponían de acuerdo para informar a los ciudadanos que estaban en los bloqueos.

El mandatario estatal estuvo prácticamente solo enfrentando a los ciudadanos, pues ni el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, ni los directores de política regional, lograron hacer ningún acuerdo, pues fueron desacreditados por la propia población.

Proyecto era entre particulares

La resistencia civil de los habitantes del municipio de Chinameca logró la cancelación del relleno sanitario regional que afectaría a dos afluentes y los mantos freáticos de esa localidad; tumbando un negocio millonario para la empresa Gravas del Sureste, por el cual recibirán en promedio 60 millones de pesos de los tres municipios.

Aunque la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) señala que el proyecto data del 2004 y que el permiso se les concedió en el 2017, antes de que ellos asumieran el cargo, no existe Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), ni cambio de uso de suelo.

El proyecto del Centro Regional de Confinación de Residuos sólo lo conocen las autoridades y los municipios que estarían mandando su basura; tan sólo a Coatzacoalcos el proyecto de pago mensual oscila en 3 millones de pesos más el costo operativo para trasladarlo hacia ese predio.

Gravas del Sureste es representada por Jaime Quintanilla Hayek, quien contendió por el Verde Ecologista (PVEM) para la diputación local; él es accionista junto con sus hermanos Arturo, Jaime Adriana y Norma; además del empresario porteño Sami Hayek Domínguez, padre de la actriz Salma Hayek.