Política

Aprobada, la reforma que faculta al Congreso remover al fiscal del estado

enero 09, 2019

Un total de 135 ayuntamientos, en su mayoría panistas, votaron a favor de la reforma al artículo 33 de la Constitución Política de Veracruz, que faculta al Congreso del Estado para remover al titular de la Fiscalía General con el voto de las dos terceras partes de los diputados locales.

La llamada "Ley Antiwinckler" fue aprobada incluso por municipios gobernados por Acción Nacional y considerados bastiones de dicho partido como Coatepec, Córdoba, Banderilla, Papantla, Fortín, Camerino Z. Mendoza y Medellín.

Por el contrario, apenas 14 ayuntamientos votaron en contra, mientras que al resto de los municipios se les aplicó la figura de afirmativa ficta, es decir, que se da como aprobado si en un plazo de 30 días no se pronunciaron ni a favor ni en contra.

Por ello, en un intento desesperado por impedir que avanzara la aprobación de la reforma, la diputada panista María Gamboa Torales interrumpió la sesión por más de dos horas, pues exigió constatar la veracidad de cada una de las actas.

Tal moción le fue concedida y se hizo acompañar de otros diputados panistas y de media docena de asesores, quienes confirmaban una y otra vez que las actas eran legales, y que las de los ayuntamientos panistas también lo eran y confirmaban el respaldo a la reforma, que abriría la puerta a la remoción del fiscal Jorge Winckler Ortiz

Tras el conteo que ella hizo, alegó que había inconsistencias en por lo menos 60 actas, pero nunca demostró alguna irregularidad.

Al ver que no lograría frenar la reforma a la Constitución de Veracruz, pues era respaldada por la mayoría de los ayuntamientos, acusó diversas ilegalidades, aunque no supo describir una sola.

Debido a que la sesión se interrumpió durante más de dos horas en lo que ella hizo su conteo, el diputado de Morena Ramón Ríos Uribe pidió a la Mesa Directiva sancionar a la diputada panista por sus frívolas e impertinentes mociones, que sólo tenían como objetivo aplazar la reforma.

Por su parte, el diputado morenista Víctor Hugo Barrientos le señaló a los legisladores del PAN que las dudas que tienen no deben ser contra el actuar del Congreso, sino de los ayuntamientos panistas que también respaldaron la reforma.

"Las actas donde los cabildos votan a favor de facultar al Congreso de poder remover al fiscal demuestran evidentemente que están de acuerdo. A este Congreso le corresponde conocer el sentido de su voto, respetando su autonomía, usos y costumbres, así que no pongamos en entredicho lo que han expresado".