Política

No renovará gobierno con proveedor de hospital por incumplimiento de contrato

enero 08, 2019

Durante el gobierno yunista, en el rubro de salud también fueron tolerados incumplimientos de contratos a empresas que provenían de la era duartista y que se caracterizaron por los altos cobros y deficientes servicios.

Prueba de ello es la empresa Disequi SA de CV, a la cual se le asignó el suministro de refrigeradores para el almacenamiento de reactivos en el Hospital Civil Luis F. Nachón, tanto en el duartismo como en el yunismo, sin embargo nunca cumplió con los requerimientos al grado de entregar algunos refrigeradores domésticos y no especializados.

Desde el pasado mes de octubre, cuando aún se encontraba al frente de la Secretaría de Salud (SSA), Irán Suárez Villa, se le hizo del conocimiento que en el laboratorio de dicho nosocomio se requerían por lo menos cuatro refrigeradores con alarma, sólo fueron entregados dos por la empresa y uno se encuentra descompuesto desde entonces.

Se hizo el requerimiento a la empresa Disequi SA de CV para que procediera al cambio o reparación del refrigerador, pero nunca lo realizó, lo que representaba un incumplimiento al contrato, pero fue tolerado por la Secretaría de Salud y solapado por la Contraloría General del Estado en el gobierno anterior.

Debido a ello, al vencerse la vigencia del contrato el pasado 31 de diciembre, el gobierno de Veracruz tomó la decisión de ya no renovar el contrato a dicha empresa, y entregar el contrato a una empresa distinta que habrá de suministrar los equipos necesarios y con las características debidas.

Mientras tanto, personal del laboratorio del Hospital Civil Luis F. Nachón para poder cubrir el almacenamiento de todos los reactivos cuenta con tres refrigeradores propiedad del nosocomio, más uno propiedad de la empresa Disequi SA de CV, pero que no cuenta con una alarma, que advierta de cualquier modificación en la temperatura, por lo cual obliga al personal a estar de manera constante verificando la temperatura del interior.

La falta de los equipos de refrigeración necesaria provocó que durante el gobierno anterior, al menos en un par de ocasiones se hayan echado a perder reactivos usados en el laboratorio, además de que muestras de pacientes tuvieron que repetirse en detrimento de la salud de los usuarios.

Por lo anterior, el actual gobierno determinó el incumplimiento del contrato, porque no hubo ni el número requerido ni las características mínimas de los refrigeradores.

De igual forma se estableció el incumplimiento de la Norma Oficial Mexicana: NOM-007-SSA3-2011 para la organización y funcionamiento de los laboratorios clínicos.