Política

Periodismo, profesión peligrosa y en riesgo

enero 06, 2019

Orizaba, Ver.- El periodismo mexicano encaró su momento más crítico en el sexenio de Enrique Peña Nieto. La profesión se afianzó no sólo como la más riesgosa, sino que además empieza a proyectarse como una labor en peligro de extinción por todos los hechos violentos que la envuelven; los reporteros que trabajan temas de corrupción y crimen organizado son las víctimas más frecuentes de intimidaciones y hasta asesinatos.

De acuerdo con una publicación de la organización no gubernamental México Social, y con el apoyo de investigaciones de Reporteros Sin Fronteras, el nuestro es el país sin guerra más letal para el ejercicio de periodístico.

"Durante este 2018 en México fueron asesinados nueve periodistas, cifra que se encuentra solo por debajo de Afganistán, país donde se registraron 15 asesinatos, y de Siria, con 11 casos. De acuerdo con el Balance 2018 de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos del mundo, elaborado por Reporteros sin Fronteras (RSF), México es el país en paz que resulta más peligroso para ejercer el periodismo", se lee en la publicación.

En el escenario mundial, la mitad de los asesinatos de reporteros tan sólo el año pasado, México ocupó el primer lugar, aun sin estar en guerra, mientras que la India "y por vez primera Estados Unidos", aparecen como otras naciones, en paz, en donde sus reporteros son asesinados y en el menor de los peligros, amenazados.

Otro ejemplo: Reporteros sin Fronteras aporta datos relevantes de cuáles son los reporteros más susceptibles a ser atacados y son aquellos que abordan, en su trabajo periodístico, "la corrupción del ámbito local y con el crimen organizado. Ellos frecuentemente son víctimas de asesinatos, intimidaciones y agresiones".

Una de las muestras que se tiene en nuestro país, y según lo que precisa Reporteros Sin Fronteras, es la desaparición de Agustín Silva Vázquez, "un joven de 21 años desaparecido el 21 de enero de 2018, que trabajaba en el Sol del Itsmo, en Oaxaca" según se lee en el reportero de la organización "México Social".

Estos hechos hacen que el periodismo en México se encamine a ser una profesión en peligro, "aun cuando en todo el mundo, hasta el primero de diciembre de 2018, 80 periodistas fueron asesinados, 60 fueron secuestrados, 340 fueron detenidos y tres se encuentran desaparecidos".

El saldo violento del año pasado "se incrementó con el registrado en el 2017, pues hasta noviembre del 2018 el número de periodistas asesinados en todo el mundo superó por ocho personas a los registros de 2017 y aunque los últimos años esta cifra mantuvo una disminución, al pasar de 82 periodistas asesinados en 2015 a 55 en 2017, para el 2018 se observa un repunte contra quienes ejercen esta profesión".

Los asesinatos no son las únicas agresiones contra la labor de reporteros, igual están las detenciones por el ejercicio de su función, "la cifra de 348 periodistas que fueron detenidos por el desempeño de su labor informativa durante el 2018 es superior por un total de 22 detenciones, si se compara con los registros de 2017, cuando fueron detenidos 326 periodistas, un aumento cercano al 7 por ciento".