Municipios

En Coatza y Mina, sociedad exige medidas contra asiduos crímenes

diciembre 19, 2018

Coatzacoalcos, Ver.- La sociedad de Coatzacoalcos y Minatitlán mantienen un conteo regresivo a las autoridades de todos los niveles, para que apliquen acciones que contengan la violencia y la delincuencia en el sur de Veracruz.

Con los secuestros y asesinatos incrementándose, las diversas agrupaciones que se manifestaron de manera pacifica la semana pasada, llevan un conteo en la página de Facebook que crearon denominada, Coatzacoalcos Exige Paz.

Los empresarios y los miembros de la sociedad presentaron un pliego petitorio el pasado 13 de diciembre, donde exigen que se incremente el número de efectivos de la Policía Municipal, que se establezca una zona militar en Coatzacoalcos; que regresen los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); piden un centro de asesoría legal para ciudadanos que sean víctimas de extorsión, además del establecimiento de un centro de control municipal, que pueda tomar medidas de cerrar la ciudad, cuando se denuncie algún delito de alto impacto.

Además en su página de internet, se abrió una encuesta donde se le cuestiona a los ciudadanía si se sienten seguros en la ciudad, en el primer día de estar habilitado, se registraron 600 votos, de los cuales, el 99 por ciento es una calificación negativa.

En tanto, en el municipio de Minatitlán, se informó que volverán a organizar una segunda marcha para demandar seguridad, si las autoridades municipales y del estado, no atienden el pliego petitorio que elaboraron.

Erick Jacobo Cisneros presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) refirió que el alcalde Nicolás Reyes Álvarez está más preocupado en su informe que en atender a los ciudadanos, por eso evalúan volver a manifestarse.

Detalló que el pliego petitorio no se ha entregado al Consejo de Seguridad y tampoco tienen agendada ninguna reunión con el nuevo secretario, Hugo Gutiérrez Maldonado.

El líder empresarial pidió al edil que resuelva esta situación ya que los ayuntamientos morenistas tienen ya un año en funciones y no han mostrado liderazgo para exigir mayores acciones.