Política

Desabasto y sueldos miserables a personal en la Secretaría Salud, revela Ramos Alor

diciembre 10, 2018

El titular de la Secretaría de Salud (SS), Roberto Ramos Alor, confirmó que algunas comunidades rurales, serranas e indígenas cuentan con centros de salud pero no hay doctores o enfermeras porque en el gobierno anterior les pagaban sueldos miserables.

También acusó que existe un alto desabasto de medicinas y material de curación que aún mantienen en "estado grave" al sistema de salud en Veracruz.

Negó que el abasto de medicinas fuera superior a 80 por ciento, como lo informara su antecesor Irán Suárez Villa durante su comparecencia ante el Congreso del Estado, "tal vez, en algunos hospitales seleccionados tengan ese abasto, pero en los centros de salud que hay por todo el estado ni siquiera hay paracetamol".

Ante esta problemática, dijo que a diferencia del gobierno yunista, en la actual administración estatal habrán de coordinarse con la Federación para realizar las compras consolidadas para garantizar el abasto y mejores precios.

Roberto Ramos Alor lamentó que la amplia red de clínicas y centros de salud en todo el estado fuera abandonada por el gobierno anterior, pues únicamente prefirió dar atención a sólo algunos hospitales.

"Tenemos una tragedia en el sector salud. Los campesinos saben que no pueden enfermarse los fines de semana ni por las noches porque no hay personal. No se quiso invertir en personal, les pagaron sueldos miserables en el gobierno anterior. Pero eso va cambiar, en este gobierno se van a pagar buenos sueldos, habrá un fuerte apoyo al sistema de salud para todos los veracruzanos".

Explicó que en el pasado gobierno se privilegió equipar sólo a los hospitales grandes, pero se abandonó el primer nivel, como son los centros de salud y clínicas en el medio rural, y es precisamente donde se requiere mayor apoyo.

Comentó que al tomar el control de la Secretaría de Salud les dieron reportes no sólo de la falta de personal como doctores, enfermeras o especialistas, sino que ni siquiera había material de curación, ni paracetamol para aliviar el dolor.