Política

Opiniones y Comentarios Con mis mejores deseos…

diciembre 04, 2018

La mejor forma de colaborar con el nuevo Gobierno, es que cada cual, desde su trinchera, haga lo que le corresponda, sin perder de vista que se debe de anteponer el bienestar social…

Cuentan por ahí, que algún reportero curioso, preguntón, chismoso -que es como deben ser los buenos reporteros- sin nada importante que llevar a su redacción, ya de regreso se topó con unos albañiles que desempeñaban su labor y decidió preguntar sobre lo que hacían…

¿Qué van a hacer aquí? le preguntó al primero; que sin mucho detenerse le contestó que estaba haciendo la mezcla para pegar ladrillos. Y como cobraba a destajo, presto continuó con su labor…

Al otro albañil, dada la cortedad en las respuestas del primero, decidió hacerle la misma pregunta: ¿Qué están haciendo? -aunque era obvio que también pagaba ladrillos- el interpelado dejó a un lado lo que hacía…

Y echándose un poco para atrás, volteó hacía arriba, donde no había nada y respondió: Aquí se va a construir un gran edificio, y yo soy parte del proyecto…

Razón tenía el gran Confucio (551 – 479) cuando dijo: "Encuentra lo que te gusta hacer en la vida; y nunca tendrás que trabajar"…

El problema es que en nuestro México, todos aquellos que festejan el "hoy es viernes y el cuerpo lo sabe", dejan en claro que no han encontrado lo que les gusta hacer en la vida…

O no se han atrevido a perseguir sus sueños. Pero es evidente que no hacen lo que les gusta y por eso requieren dedicarse a otra cosa aunque sea por unos días. Quien hace lo que le gusta no necesita de las vacaciones; vive de vacaciones…

Quien hace siempre lo que quiere, lo hace todo el tiempo y consecuentemente acaba por ser un experto en lo suyo. Pero en México cualquier pretexto es bueno para dejar de trabajar…

Para remarcar lo dicho, baste recordar que hay gente -todos conocemos a alguien- que dice: "Ahora que me jubile voy a hacer lo que siempre quise". Y lo mejor del caso es que a algunos les va muy bien…

Claro que no a todos. Hay quienes quisieron ser deportistas y ya se les pasó el tiempo; pero siempre hay oportunidad de hacer lo que a uno le gusta, solo que como arriba se cita, se necesita valor para perseguir los sueños y fijarse una meta…

Y si a lo citado le agregamos que somos una nación de enfermos; y que no es dando servicio médico y medicinas para a todos, ni inaugurando clínicas y hospitales como se va a solucionar el problema, sino orientando e insistiendo a los ciudadanos a llevar una alimentación sana…

Pero de una Reforma Sanitaria no se ha escuchado una sola palabra por parte del nuevo Gobierno y sus proyectos sociales; y así, vamos a ir de mal a peor. Una nación enferma no tiene futuro. Y el 70 % de nuestras juventudes tiene sobre peso y diabetes.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

jrblanchetcruz@hotmail.com