Municipios

Piden a López Obrador revocar permisos a mineras en el estado

diciembre 03, 2018

"No a las minas","#Vida o mina", se leía en los pendones que colgaban de la Catedral Metropolitana de Xalapa, para pedirle al presidente Andrés Manuel López Obrador una posición respecto de las mineras canadienses que se quieren instalar en los municipios de Actopan y Alto Lucero.

La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida) solo recibió como respuesta de López Obrador que respetará la naturaleza, además de que usará el fondo minero para la zona azufrera de cuatro municipios: Chinameca, Huayacocotla, Ixhuatlán del Sureste y Jáltipan.

Asimismo, en temas ambientales, anunció que no se privatizará el agua, dejando fuera los temas del fracking y las concesiones mineras, pero no detalló si ante la no privatización del agua se contempla el no a las hidroeléctricas.

La entidad también es víctima de esta tendencia de saqueo en sus pueblos, ríos y ecosistemas. Desde 2005, particularmente los municipios de Alto Lucero y Actopan se vieron afectados por la imposición de múltiples polígonos de concesión para la realización de actividades de exploración, explotación y beneficio minero.

En la actualidad, estas concesiones se concentran en dos proyectos de explotación: La Paila, antes Caballo Blanco –a cargo de la empresa canadiense Candelaria Mining Corp–, y El Cobre –a cargo de Azúcar Minerals Ltd–, empresa canadiense sucesora de Almadex Minerals Ltd., del mismo país de origen, señaló Lavida.

Esta organización sostuvo que dichos proyectos mineros ponen en riesgo la viabilidad de ecosistemas únicos en el mundo, producto del contacto entre el Eje Neovolcánico Transversal y el Golfo de México.

Asimismo, expuso que generan una situación de violación potencial y actual de derechos humanos de los habitantes de los municipios de Alto Lucero y Actopan, quienes enfrentan invasiones a sus predios para la realización de barrenos exploratorios y que, de desarrollarse las explotaciones mineras, podrían enfrentar desplazamiento forzado, graves daños al abasto de agua, a la salud y a la viabilidad de las actividades económicas de las cuales dependen para su subsistencia.

Ante este panorama, refirió Lavida, "solicitamos al gobierno federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Cuitláhuac García Jiménez que, en el ámbito de sus competencias, revoquen todos los permisos otorgados para la realización de actividades mineras; que impidan el otorgamiento de permisos adicionales, y que declaren a la entidad veracruzana libre de proyectos de minería tóxica".