Política

Abandona el INAH a Castillo de Teayo

diciembre 01, 2018

Cierra sus puertas museo de sitio por falta de personal; "no hay ni lo indispensable para trabajar"

La omisión por parte de los funcionarios del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ponen en riesgo la pirámide de Castillo de Teayo y por el momento ha derivado en el cierre del museo de sitio.

A través de distintos oficios, el encargado de la zona arqueológica, Víctor Manuel Zúñiga Vargas, ha mantenido informadas a las autoridades, tanto de la Dirección General del INAH como del Centro INAH Veracruz, respecto de las necesidades de equipo, herramientas, enseres y una serie de problemáticas que atentan contra el patrimonio histórico de este municipio enclavado en la huasteca baja.

El 30 de septiembre, el encargado de la zona arqueológica y museo de sitio, informó al antropólogo Julio Ignacio Martínez de la Rosa, director del Centro INAH Veracruz, acerca de un conflicto con la escuela primaria Enrique Rodríguez Cano, por unas salientes de agua del techo del museo que desembocan hacia dicho plantel.

De igual forma solicita personal de apoyo, en virtud de que se acercaba el periodo vacacional al que tiene derecho, situación de la cual informó también al antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH. No obstante, no se envió a ningún comisionado para cubrir vacaciones.

Ese mismo día le informa un listado de requerimientos, entre ellos dos plazas de custodios diurnos para atención del museo, dos para el turno nocturno para protección de la pirámide, así como la rehabilitación de una palapa en la cima del edificio prehispánico y un proyecto para la restauración del estuco y piso del templo.

En los oficios advierte además que la zona arqueológica no está debidamente delimitada y se requiere la regularización de los predios, tanto de la pirámide como del museo, además de que se necesita la actualización del guión museográfico, entre otros enseres básicos para limpieza y mantenimiento.

El 31 de octubre, de igual forma informó a Martínez de la Rosa respecto a la próxima realización del festival denominado "Ochavario", el 9 de noviembre, dentro de la celebración del Día de Muertos, evento que se realiza cada año en el municipio, sin el aval del INAH.

En este evento, los pobladores ingresan a la zona restringida y escalan el edificio para colocar una cruz de veladoras encendidas, formando además el número 1819. El programa inicia a las 7 pm y termina cuatro horas después, lo que ocasiona daños a la estructura.

En el oficio solicitaba el apoyo de personal para la supervisión del evento, pero al igual que en los años anteriores no obtuvo respuesta.

Ante tal situación, los dos únicos custodios de la zona se manifestaron y optaron por el cierre del museo de sitio ante la falta de garantías mínimas para el desarrollo de sus labores.

De acuerdo con Gabriel del Valle Ferral, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) en Veracruz, en la entidad se requieren al menos 74 plazas de custodios para las zonas arqueológicas y monumentos históricos.