Política

Opiniones y Comentarios La hora de la verdad…

noviembre 29, 2018

Así como Rusia hubo de recular cuando la crisis de los misiles en Cuba, los especialistas opinaban que la confrontación entre Rusia y Ucrania podría llegar más allá de sanciones diplomáticas…

El mismo Trump, que se mete donde no lo llaman, poniéndose del lado del presidente Petro Poroschenko, "amenazó" con suspender la entrevista que tenía planeada con Putin en Argentina…

Pero lo que encendió los focos de alarma, fue que por toda respuesta, el Zar ruso minimizó el incidente y con la diplomacia que le falta al rubio del peluquín, respondió que su embajada no había recibido ninguna notificación de que se cancelaba la entrevista…

No sin aclarar, ante las preguntas de los reporteros, que la ilegal entrada de los buques con bandera ucraniana, fue planeada por el propio Poroschenko, que dio el toque de queda y alerta a las tropas en la frontera con Rusia, para levantar su decaída imagen ante las próximas elecciones, en las que todo indica que no logrará reelegirse. Pero él hace su lucha, aunque lo que parece ser cierto es que la gente no lo quiere…

En todo esto, el gobierno de Crimea sentenció a dos meses de prisión a la mitad de los marinos ucranianos detenidos por la armada rusa; la otra mitad tendrá que esperar a que se les lleve a juicio, pero también están detenidos…

Y dicen, los expertos analistas, que nos esperan dos meses de verdadera tensión, en la que habrá movimientos de tropas y declaraciones seguidas de sanciones a Rusia que constatarán quién está con quien. Se espera una guerra más que fría…

Por lo que fui a consultar con Don Sata, quien no falla una, pues más sabe por viejo que por diablo. Y como sabe leer el pasado -no el futuro, esas son charlatanerías- me dijo que ni de broma "llegarían a las armas". Bélicamente los países de la OTAN están superados por Rusia; ellos lo saben. Todos perderían…

Y argumentó, que si decidieron no llegar a las armas cuando Crimea y Sebastopol se independizaron de Ucrania en marzo del 2014 y posteriormente Crimea se anexó a la Federación Rusa…

A cuatro años de los hechos, cuando ya Putin inauguró un puente entre Crimea y Rusia; ni pensar que va a ceder su posición en el Mar Negro. Putin no va a ceder ni un ápice…

Y ahora si llegó la hora de la verdad, de quién es quién y cómo se va a definir el futuro de gran parte del Planeta. Lo bueno para Washington es que van a vender muchas armas a sus aliados en la región…

Cuando se suscitó la crisis de Crimea fue la primera prueba y ganó El Kremlin. Y si en aquel entonces Rusia no podía permitir, a ningún precio y de ninguna manera, dejar Crimea, toda vez que ahí tenía y tiene una importante base naval. Pues ahora menos…

Y ya llegando la hora, lo que sí ya no tiene nombre, es la condecoración del Águila Azteca que Peña Nieto le va a entregar en Argentina al ariete de las juventudes sionistas, o sea, al yerno de Trump…

Cuando la más alta condecoración que la Nación puede entregar, es por los méritos que se ha hecho por la Patria, o por la humanidad…

Pero Peña Nieto, ofendiendo a la Nación y al Pueblo, se la quiere entregar para tener un amarre en caso de que la Justicia norteamericana lo investigue y lo cite por haber sido mencionado en el juicio que se le sigue al "Chapo"…

Lo que ignora el todavía Presidente, es que el joven sionista Jared Kurshner desaparecerá del mapa político en cuanto caiga su protector suegro; pues si en la primera encomienda que le dio, que fue la de apaciguar los ánimos entre palestinos e israelíes, resultó como lo estamos viendo…

Es difícil que pueda seguir en la política, a pesar del apoyo que antaño le dieron algunos sectores económicos que en aquél entonces querían quedar bien con el Magnate, pero no porque él los valga…

El Congreso debe de hacer algo para impedir que la valiosa Presea le sea entregada a un individuo sin mérito alguno para merecerla. El Águila Azteca no es una alfombra roja de pasarela, que no se confunda Peña Nieto. El Águila Azteca es un símbolo y no puede banalizarse. Es indigno para la Patria.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida