Política

La faena

noviembre 16, 2018

Esto es algo que el colérico Yunes debería saber y dirigir ahí su frustración, antes de confrontarse verbalmente con los reporteros. Sus protegidos, las tapaderas de Duarte y jefes delincuenciales como él mismo los llamó durante su campaña, Ricardo García Guzmán y sus vástagos, los Porkys, diputados federal Ricky y Rodrigo, local, buscan desesperadamente quién los vincule con el gobernador electo Cuitláhuac García, ofertando por el contacto maletas de dinero… Los García han buscado desesperadamente el acercamiento por medio del "Pipo" Vázquez Cuevas, del diputado priísta-panista-pesista, Gonzalo Guízar, y por último, con su amigo y compañero de trabajo en el gobierno de Miguel Alemán, el legislador neomoreno, José Manuel Pozos Castro... El objetivo es que alguien les abra un espacio con Cuitláhuac, dinero de por medio como es su costumbre, a cambio de pactar impunidad y ponerle a su disposición el supuesto capital político de los Porkys panuquenses... Aquel primer intento se dio cuando en un miniplantón, los García estuvieron afuera de la casa de Pozos Castro ofreciéndole los votos para reventar el tema del fiscal Anticorrupción, a cambio de reunirse con el mandatario electo... La desesperación de los 3G los llevó a exponer públicamente las relaciones empresariales en desarrollos urbanos de Pozos Castro con el empresario periodístico, constructor y también líder panista, José Mancha, pues por intervención de éste y hará cosa de un mes, el ex alemanista había citado a los panuquenses a su domicilio en Xalapa donde se reuniría con Cuitláhuac García... Según se sabe, Pozos Castro se comprometió a que antes de ingresar a su domicilio, el gobernador electo los recibiría en la cochera; cuando éste se percató de quiénes eran los "amigos" que el diputado por Tuxpan le quería presentar, sólo les dirigió un saludo verbal sin estrecharles la mano y pedirles una disculpa por no poder hacerles un tiempo por cuestiones de agenda... Lo anterior, establece que el gobernador Cuitláhuac ha entendido muy bien que el tema de Pánuco es un referente de pudrición política y delincuencial que supuestamente ligarían a los 3G con relaciones poco recomendables –dixit Yunes Linares– y que en el actual estado de las cosas, cualquier acercamiento con el gobierno entrante generaría un problema político de elevadas consecuencias, pues es de recordarse como los García panuquenses han venido escalando y depredando al erario municipal y estatal, desde el gobierno alemanista, y de una manera inexplicable, sorteando sexenio tras sexenio cualquier clase de obstáculos políticos y de otra índole... Inclusive, ni el paladín justiciero y ejemplar combatiente de la corrupción que metió a la cárcel a Duarte y a algunos de sus socios pudo con ellos, pues luego de aquella bravata que fue a decirles allá en su feudo, de que los metería a la cárcel cuando fuera gobernador porque el sí tiene los pantalones bien puestos, el pasado 28 de octubre se tomó esta nostálgica y cariñosa fotografía que echan por tierra la negativa de Yunes por aceptar que sí tuvo acuerdos y pactos con algunos ex duartistas, a cambio de quién sabe qué, pero es fácil suponer... Mientras luchaba por heredarle a su hijo la silla gubernamental, Pánuco se hundía en la inseguridad, el saqueo, y esos acuerdos le permiten a los 3G seguir mandando hasta el momento, en aquella apartada región.