Sociedad y Justicia

Condena rectora de la UV el homicidio de Valeria Cruz Medel en Cd. Mendoza

noviembre 13, 2018

A cuatro días del asesinato de la joven Valeria Cruz Medel, estudiante de Medicina en la Universidad Veracruzana (UV), la rectora Sara Ladrón de Guevara expresó la consternación que se vive en la institución por estos hechos, llamando a un minuto de silencio en su memoria.

Durante el informe de labores de la región Poza Rica-Tuxpan, Ladrón de Guevara aprovechó para manifestar su indignación por los hechos violentos que vuelven a sacudir a la Máxima Casa de Estudios.

No es la primera vez que la comunidad universitaria se ve afectada por la crisis de inseguridad que se registra a nivel nacional, demostrando la vulnerabilidad en la que se desenvuelve la sociedad.

"Nos duele mucho a los universitarios ser tocados", señaló la rectora en Poza Rica. Y añadió que es muy lamentable esta situación por lo que, de la misma manera en que los jóvenes y sus familias, también las autoridades universitarias comparten ese dolor.

La rectora exigió paz y justicia para toda la sociedad, aprovechando su primera participación en un evento público tras el asesinato de Valeria el pasado 8 de noviembre, caso que ha generado indignación a nivel nacional e internacional por el manejo de la investigación de las autoridades estatales.

En 2015, el académico Zacarías Aguirre Domínguez fue encontrado sin vida al interior de su domicilio, en Coatzacoalcos, el 23 de agosto. Dos días antes, mientras viajaba a la ciudad de Tulancingo, el joven Rafael Martínez Rivera fue asesinado a bordo de un de un autobús. Era estudiante del campus Poza Rica.

En junio de ese mismo año, un grupo de estudiantes había sido agredido por un comando armado de al menos 10 personas en la ciudad de Xalapa.

Al año siguiente, otro estudiante universitario más fue asesinado. Carlos Alberto Domínguez Morales contaba con apenas 18 años y era alumno de nuevo ingreso. Su cuerpo fue hallado a orillas de la carretera federal Tuxpan-Tampico.

En 2017, la joven Lorena García Mendoza fue asesinada con disparos de arma de fuego en el fraccionamiento La Pradera, el 22 de julio. Tres semanas después, el gobernador Miguel Ángel Yunes informaba la detención de los dos presuntos responsables y aseguraba que el móvil estaba relacionado con la distribución de drogas.

Valeria fue asesinada al interior de un gimnasio en Ciudad Mendoza, presuntamente al ser confundida con la pareja sentimental de un cabecilla de un grupo criminal que opera en esa región, según lo informado ese mismo día por el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares.

En rueda de prensa, Yunes Linares informaba los avances de la investigación, que en cuestión de horas había permitido la detención de dos personas que facilitaron datos para la realización de un retrato hablado del autor material, mismo que aparecería más tarde asesinado en una camioneta.