Política

Por tortura, denuncian a Yunes y a sus tres fiscales

noviembre 07, 2018

El abogado Jorge Reyes Peralta acudió ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para denunciar al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares; al fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz; el fiscal anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio y el fiscal de atención a denuncias por personas desaparecidas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, por los presuntos delitos de lesa humanidad y tortura en contra del ex director de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza.

En entrevista, antes de pasar a denunciar y acompañado por la esposa del interno, Karina Galviz, el abogado expuso que al ex director de Servicios Periciales lo torturan al ponerle música las 24 horas del día en la celda del penal de Pacho Viejo. "Lo tienen con música, como tenían al Chapo Guzmán. Gilberto Aguirre está enfermo y tenemos miedo que lo vayan a matar" indicó el abogado.

En su experiencia de 44 años como abogado penalista, dijo Reyes Peralta, la tortura es considerado un delito de lesa humanidad, según el estatuto de Roma. Otros de los delitos por los cuales fueron denunciados el gobernador y los fiscales, fueron abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, falsas denuncias y simulación de pruebas y contra la administración de justicia.

Según el abogado, Aguirre Garza está preso injustamente luego de servir como empleado en la FGE durante 33 años, tiempo en el que fue director de Servicios Periciales durante tres ocasiones; luego fue director de Control de Procesos; y de la Unidad Antisecuestros.

Refirió que la historia de la detención de Aguirre Garza comenzó cuando su amigo, Marcos Even Torres Zamudio, lo presentó con Jorge Winckler Ortiz en el año 2017 y lo nombró, Fiscal Regional en Córdoba. "Le dijeron: Te vas a quedar con nosotros, te tenemos confianza pero queremos que nos ayudes a meter a la carcel a Luis Ángel Bravo Contreras, es una instrucción del gobernador y te vamos a llevar con él. De ahí es traicionado Gilberto Aguirre", expuso.

Según Reyes Peralta, a Gilberto Aguirre lo llevaron preso al penal de Pacho Viejo, lo vincularon a proceso y lo metieron en una celda durante 10 días, con música las 24 horas. "Lo enloquecen con música y una vez que pasa. Se presentó en el penal, Luis Eduardo Coronel Gamboa y le dijo: ‘Ya entendiste. Quiero que hagas lo que nosotros queremos, afuera está tu familia’".

Después, Coronel Gamboa obligó a Aguirre Garza a firmar una declaración que ya llevaban impresa, por medio de la cual imputaba de hechos al ex fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, hoy preso en Pacho Viejo por el presunto delito de desaparición forzada en la modalidad de ayudar a eludir la acción o de la justicia o entorpecer las investigaciones de desaparición.

"Posteriormente contactaron a la señora, todo está sustentado con pruebas contundentes y aquí está su esposa que lo puede avalar. Una vez que se encuentra en el penal humillado, torturado, vejado, presentaron la denuncia y orden de aprehensión contra Luis Ángel Bravo y Rosario Zamora", dijo.

Refirió que al enterarse Aguirre Garza de la detención de Luis Ángel Bravo y la ex directora de Investigaciones Ministeriales, María del Rosario Zamora González y que su declaración había servido para acusarlos, pidió revisar la denuncia y ahí se dio cuenta que la FGE falsificó documentos.

"Esa denuncia que (la Fiscalía) dice que él hizo, la presentaron (ante un juez) y le sacan orden de aprehensión a Luis Ángel. Esa denuncia no es la que firmó, falsificaron la firma y no hay hojas firmadas siquiera" expuso el abogado.

Agregó que al perder la elección a gobernador, Miguel Ángel Yunes Márquez, los fiscales amenazaron a Aguirre Garza y le dijeron "Para que tú salgas de la carcel, nos tienes que dar la prueba anticipada, lo que escribiste, lo tienes que decir ante un Juez de Control para que tenga valor".

De ahí, los fiscales le fabricaron la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), incluso lo sacaron del penal para que lo revisara un medico general y un especialista para que supuestamente certificaran el mal a su salud. "Y le dijeron a la Jueza: Requerimos la prueba anticipada de Gilberto Aguirre porque se nos puede morir. Le entró el temor a Gilberto y piensa: ‘Me van a matar aquí’ y se niega a salir. Y ellos le dicen a la jueza: Suspenda la audiencia porque está enfermo", explicó.

El abogado dijo que al estar denunciados los fiscales, la ley orgánica de FGE mandata que se debe nombrar un fiscal especial. "Traigo la denuncia, pero los datos de pruebas nos estamos reservando hasta que se nombre un nuevo fiscal. Exigimos que se investiguen los hechos", dijo.

A 24 días de finalizar la administración estatal de Yunes Linares, ya no da tiempo de que la LXV legislatura local realice un juicio político o desafuero contra el gobernador. Indicó que esta denuncia ante la FGE, será un argumento sólido para que la LXV legislatura inicie un juicio político contra Jorge Winckler Ortiz y lo destituyan de su encargo.

"Queremos que se actúe para que no se escape. Los veracruzanos ya sabemos lo que hacen los gobernadores cuando cometen ilícitos, Miguel Ángel Yunes tiene preparada su fuga porque sabe que tenemos datos contundentes", finalizó.

Por su parte, Karina Galviz expuso que desde el 3 de abril del 2018, cuando la FGE detuvo a su esposo "hemos tenido una situación terrible, es un encierro injusto". A Gilberto Aguire lo detuvieron por su probable intervención en el ocultamiento y alteración del hallazgo de 13 cuerpos, en la barranca La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata, el 19 de enero del 2016.

Pasadas las 12 horas, Reyes Peralta y Karina Galviz, acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para solicitar su intervención en el penal de Pacho Viejo "porque pueden matar a Gilberto Aguirre. Temen por su vida. Estos señores en su desesperación de que perdieron el poder, son capaces de todo".