Sociedad y Justicia

Caravana se dispersa en Ciudad Isla; intentan reunirse en Puebla

noviembre 04, 2018

Córdoba, Ver.- La zona centro fue el paso de algunos migrantes que por semanas iniciaron la huida de la pesadilla que los persigue en su países, donde se tejen historias de terror a causa de los grupos delincuenciales.

Hace un par de semanas, miles de indocumentados salieron de su s países en lo que se ha llamado un éxodo migratorio, un contingente que incluso fue relacionado con temas políticos, sin embargo, la única realidad es que la violencia que los tiene aterrorizados es de hace años atrás.

Tras permanecer en Ciudad Isla, partieron con rumbo al estado de Puebla, unos de ellos, optaron por pasar a este municipio, otros más se fueron directo, es decir, se dispersaron con la intención de reunirse nuevamente en el estado vecino de Puebla. Aún cuando se alistaban espacios así como servicio médico, los hondureños fueron atendidos en la carretera federal Córdoba-Veracruz a la altura de Rancho Trejo, en donde paramédicos los revisaban.

Por su parte, la alcaldesa de Córdoba Leticia López, alistaba unidades para facilitar su traslado hacia territorio poblano, sin embargo, por disposición federal esto no es permitido, por lo que los indocumentados tuvieron que seguir su camino de la manera que podían, a pie o a piedad de alguien que les brindaba espacio en su unidad.

Norma Romero, representante de Las Patronas señaló que han atendido a más de 30 migrantes que están llegando cansados, en este comedor, se les brinda apoyo y albergue para que se restablezcan y sigan su paso. "La mayoría de ellos está descansando, nosotros estamos recibiéndolos y si necesitan apoyo los llevaremos a una clínica, lo que quieren es unirse a la caravana".

La entrevistada señaló que ante la posibilidad de que lleguen más indocumentados con la necesidad de descansar han solicitado apoyo a las autoridades de Amatlán con el fin de que pueda habilitarse el salón social y pasen la noche, mientras que ellas se encargarían del alimento, señaló la entrevistada.

Explicó que de los indocumentados que han atendido, la mayoría sólo quiere descansar y reintegrarse a la caravana para seguir su camino. Dijo tener conocimiento que si bien en este día, cruzó una parte importante del llamado éxodo, saben que aún faltan más por llegar aunque por venir a pie lo están haciendo de manera más lenta, por lo que seguirán preparados para recibirlos.

Por su parte Eduardo Romero Tejeda de Kolping Veracruz, señaló que el ver a miles de personas que llegan incluso a pie, es el reflejo de una crisis humanitaria, como se observan incluso a niños que viajan en condiciones poco seguras. En el caso de Córdoba señaló, se observa una mejor organización entre autoridades de salud, iglesia católica y el gobierno municipal, que han arribado en apoyo a los centroamericanos.

El entrevistado lamentó que en su acompañamiento, ha dado cuenta de cómo sigue habiendo este racismo marcado, con comentarios discriminatorios, pero sobretodo que lastiman, por lo que a su parecer, es urgente que haya unión pero sobretodo, combatir la deshumanización, sin embargo, en Veracruz se ha de reconocer que por encima de algunas acciones racistas, ha sido más, el apoyo que se les ha brindado. "Yo aquí veo mucha solidaridad y apoyo", dijo Romero Tejeda y aplaudió el esfuerzo de las autoridades en la zona centro.