Política

"Urge escrutinio de ciudadanía o vínculo crimen-gobierno seguirá"

octubre 19, 2018

Ante los problemas de seguridad y corrupción que hay en el país, un punto fundamental es que realmente la ciudadanía pueda ejercer mecanismos de contraloría, de lo contrario el crimen organizado y el gobierno seguirán manteniendo relaciones porque no existe la presión necesaria por sanear las instituciones de manera integral, se focaliza en lo superficial y no desde las propias cúpulas, sostuvo el investigador del Ciesas-Golfo, Carlos Antonio Flores Pérez.

Los problemas han crecido sin que la población tenga mecanismos de participación efectiva dentro de las instituciones, refirió el investigador, "es un avance el construir policías de proximidades, pero el problema que estamos enfrentando no sólo es de policía, sino también implica mecanismos en los cuales los saneamientos de las instancias políticas es un punto a avanzar y esto sigue pendiente, y eso es algo que se refiere no solamente a los ámbitos municipales, se refiere a los ámbitos estatales y federales".

Los nuevos esquemas de seguridad deben contemplar investigación patrimonial de actores de poder que aparecen continuamente vinculados con irregularidades significativas y que hoy se mantienen al margen de cualquier tipo de proceso de investigación y que es el principal factor que mantiene la impunidad en el país, dijo Flores Pérez.

Son necesarios los cambios porque se está reflejando una crisis humanitaria de magnitudes no vistas en México desde los años de la Guerra Cristera y están reflejando una desatención mayúscula de parte del Estado mexicano hacia ese tipo de problemas, precisamente en no focalizarse en el saneamiento de las instituciones no solamente de los elementos operativos.

Al ser cuestionado sobre el papel del capitalismo en los problemas que padece el país, comentó el investigador del Ciesas- Golfo que el problema de fondo no es el capitalismo en sí, sino el capitalismo predatorio que hemos tenido que no está basado en las capacidades de desarrollo empresarial, de servicio, de la tecnología que se genere, está basado en los amiguismos que otorgan contratos para establecer inversiones depredadoras, que a final de cuentas no tienen un sentido social ni de bienestar general con lógica de estado, ni de bienestar público, es meramente un proceso de enriquecimiento.

Este tipo de capitalismo está siendo lesivo para la sociedad, es una manifestación de corrupción cuando no se llevan a cabo licitaciones claras, sino con mecanismos esencialmente corruptos sino con mecanismos esencialmente corruptos con alianzas irregulares, señaló el investigador.