Sociedad y Justicia

Presentan libro testimonial del 2 de octubre de 1968 en el MUXA

octubre 08, 2018

"Hay muchas versiones de lo que pasó en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, la mía es desde un punto cercano al edificio Chihuahua. Corrí hacia allá cuando empezaron los balazos y unas personas con guante blanco nos arrinconaron según para protegernos, pero era para detenernos y llevarnos a la cárcel", así recordó el escritor y economista Rafael López Jiménez el 2 de octubre de 1968, al presentar su libro Desaparición forzada, una refrescada de memoria.

En una charla celebrada en el Museo Casa de Xalapa (MUXA), el autor agradeció al gobierno municipal por organizar actividades para recordar a las nuevas generaciones los lamentables hechos de represión que sufrieron los estudiantes de esa época.

Expuso que luego de ser detenido sufrió agresiones, toques eléctricos y golpes para que aceptara que era un comunista que estaba en contra del gobierno encabezado por el presidente Gustavo Díaz Ordaz: "La policía fabricaba culpables con gran facilidad".

Afirmó que durante su detención logró identificar a muchos compañeros que al igual que él fueron sometidos a tortura para que aceptaran que eran integrantes del Partido Comunista y así se les pudiera sentenciar. Otros, dijo, simplemente no aguantaron las golpizas y desaparecieron sin dejar rastro.

El escritor agregó que en la contraportada de su libro se aprecia un comentario de un amigo que ya falleció, quien en vida era editor de películas y le compartió que el 3 de octubre de 1968 llegó a trabajar, pero de forma sorpresiva se presentó en su centro laboral el entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez, acompañado de algunos trabajadores para proyectar unos rollos.

Esas filmaciones estaban realizadas por diez cámaras de grabación que, dijo, fueron instaladas en lo alto de los edificios: "Lo que vio mi amigo fue la plaza de Las Tres Culturas llena de cadáveres".

Rafael López Jiménez invitó a las y los xalapeños a conocer más sobre el Movimiento Estudiantil y no dejar que el paso del tiempo borre lo ocurrido hace 50 años.

La encargada de presentar al escritor fue Lourdes Hernández Quiñones, quien recordó que "en estos días el dolor ha regresado para muchos activistas que sobrevivieron a los lamentables hechos del 2 de octubre; en un país donde la memoria parece ser una ausencia en nuestras prácticas culturales, empezamos a andar un camino en el que poco a poco vamos tomando conciencia de la necesidad de reconstruir los relatos y documentar la historia; por ello, recordar el Movimiento del 68 es fortalecer la memoria de este país".

Acudió la regidora presidenta de la Comisión de Educación, Recreación, Cultura, Actos Cívicos y Fomento Deportivo, Consuelo Ocampo Cano, así como personal de la Dirección de Desarrollo Social y de la Subdirección de Cultura.