Política

Harto ruido, pocas nueces; el desfonde

octubre 06, 2018

Encaminada sin remedio hacia el final, la administración del gobernador Yunes Linares se desmorona. Lo que no les es ajeno a los señores del Congreso y del gobierno, de ahí sus esfuerzos por que se dé por solventada la retahíla de observaciones del primer año de la administración. Confrontacional, el gobierno se empecina en ampararse en la imagen camorrista del gobernador, peregrinamente asumiéndola como fuerte.

Luego del nefando sexenio del protegido y acuerpado ex gobernador Duarte que podría salir en menos de dos años pese a la tragedia humanitaria en la que sumió al estado, la administración que muere deja un estado acumuladamente despedorrado.

Por un lado, la segunda némesis del gobernador Miguel Ángel Yunes, el por lo pronto prisionero Javier Duarte, goza no sólo de los beneficios de la protección federal sino de la inquietante merced de un expediente mal integrado. Su esposa, tras el fallo a favor de un juez, ha obtenido el beneficio de la ampliación de su amparo para evitar ser extraditada debido a la orden de aprehensión girada por el gobierno yunista. Todo lo que sugiere la noción incómoda de la simulación.

Al mismo tiempo nuevamente se desfondan las promesas hechas en campaña por Miguel Ángel Yunes, la revisión del Orfis del primer año de gobierno sugiere un daño patrimonial superior a 300 millones de pesos, más otras faltas serias por otros 800 millones de pesos en lo que va del año. Si nos atenemos a los señalamientos, habrá que aceptar que eso de la honradez no es algo que pertenezca a la naturaleza de los hombres del sistema. Entre panistas y priístas dejaron a Veracruz y al país en la ruina. Los pagadores serán, como siempre, lo gobernados.

Entre desvíos, patrimonialismos voraces y desastres medioambientales el estado está en la ruina, igual que el país, luego del gobierno más corrupto de la historia nacional. La secretaría general del Congreso nada de muertito y evita entregar a la comisión especial para Analizar la Problemática del IPE la información. Mientras miles de pensionistas y jubilados permanecen en el limbo de la incertidumbre alimentada por burócratas indiferentes y desapegados.