Sociedad y Justicia

Exigen universitarios mayor seguridad a UV; marchan por Tlatelolco y Ayotzinapa

octubre 03, 2018

Con el fantasma del 5 de junio de 2015, los estudiantes de la Universidad Veracruzana marcharon para recordar el 50 aniversario de la represión de estudiantes en la Plaza de Tlatelolco, la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y para reclamar a la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara, mayor seguridad ante la violencia de género, acoso sexual, hostigamiento y violencia a la autonomía universitaria.

"Gobierno farsante que matas estudiantes", "cinco de junio no se olvida", "no que no, si que sí, ya volvimos a salir" y del 1 al 43 era el conteo para recordar también a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, además de un "fuera Sara, pórtate bien Sarita". Aunque en sus pancartas se leía "2 de octubre no se olvida", no todos los universitarios tenían claro el significado y el sentido del hecho criminal contra estudiantes.

El miedo rondó en la asamblea universitaria en donde definieron que no darían entrevista a los medios de comunicación y también pidieron que no se les fotografiara, "(hay) miedo porque se podría repetir la golpiza a los estudiantes que ocurrió el 5 de junio, en una casa muy cerca de la Unidad de Humanidades".

"El que no brinque es Duarte", "El que no brinque es Yunes", "El que no brinque es Sara", su entusiasmo juvenil fluía, su conciencia por lo que ocurre en el estado estaba más presente.

Un estudiante de Historia dijo: "Tenemos que entrar de nuevo los estudiantes porque cada vez los gobernadores roban más a los veracruzanos, por la violencia que hay."

La marcha partió de la Facultad de Economía. Los universitarios recorrieron toda la calle Clavijero, pasaron por la Unidad de Artes hasta llegar a rectoría porque también los reclamos eran también para la Universidad Veracruzana. Pidieron que la UV dialogue con la comunidad estudiantil a fin de atender las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar la integridad de los alumnos.

Asimismo, exigieron la revisión y corrección a la Ley orgánica de la UV, y que consideren la participación de sus estudiantes de forma directa durante el proceso para la mejora de la misma en lo que refiere a transparencia y rendición de cuentas, democratización de los cargos de la UV, designación de personal docente que sea suficiente y capacitado para la oferta académica; mejora en la infraestructura y el mobiliario de las instituciones, priorizando a las facultades en mal estado.

También solicitaron la reducción de los sueldos de los altos funcionarios de la universidad y el aumento de los presupuestos destinados todas las facultades.