Política

Fiscalización, con estricto apego a las normas: Antonio Portilla

octubre 02, 2018

Antes de que concluya su administración, el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares tendrá que resolver temas de carácter financiero, así como otros en la entrega-recepción y cambio de poderes, "toda vez que son observaciones administrativas sujetas a seguimiento por insuficiencia de información competente", expresó el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior, Antonio Portilla Vázquez.

Al entregar el Informe de la Cuenta Pública 2017, señaló que el procedimiento de fiscalización se desarrolló con estricto apego a las normas de Auditoría del Sistema Nacional de Fiscalización, a las Normas Internacionales de Auditoría, a los Postulados Básicos de Contabilidad Gubernamental y a las disposiciones internas emitidas para este efecto.

Detalló que el Orfis realizó mil 505 auditorías integrales, incluyendo la revisión de la Cuenta Pública Consolidada, de acuerdo con lo siguiente: 739 auditorías financieras presupuestales; 505 auditorías técnicas a la obra pública; 44 auditorías de deuda pública; nueve auditorías de legalidad; seis auditorías de desempeño; 165 revisiones al rubro de deuda pública a municipios; 25 evaluaciones de participación ciudadana y 12 auditorías coordinadas con la Auditoría Superior de la Federación.

"En atención a lo que señala la Ley 364 de Fiscalización Superior, en los resultados se identificaron prácticas que representan riesgos para la gestión gubernamental y el manejo de los recursos públicos que fueron señalados en los Informes correspondientes y que de no atenderse pueden generar inconsistencias en la gestión financiera próxima a fiscalizar".

Mencionó que hoy más que nunca, las instituciones de gobierno, sea en el ámbito federal, estatal o municipal, están obligadas a cumplir y hacer cumplir las leyes, a través de servidores públicos íntegros y comprometidos con su actuar; cualidades que también debe tener el personal directivo.

"La credibilidad como contenido de nuestra labor, y los resultados obtenidos y que hoy presentamos, es nuestro mayor patrimonio. Sabemos que contribuimos al mejoramiento de la gestión pública, la rendición de cuentas, la transparencia y el combate a la corrupción. El Orfis es una Institución de prestigio, de vanguardia, sólida, confiable, que predica con el ejemplo y que se ha ganado el respeto, a través de un trabajo ético y profesional".