Política

Comidas, cigarros y artículos religiosos pagaron en la Sedarpa a Guzmán Avilés

octubre 01, 2018

Comilonas, cervezas y hasta los cigarros fueron facturados con cargo a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesca (Sedarpa) para que el titular, Joaquín Guzmán Avilés, pudiera cumplir con su función de servir al campo, sin hacer de lado su fe cristiana, pues también con recursos públicos ordenó se pagara una cruz y una imagen de la Virgen de Guadalupe.

Esto se desprende de la propia información que la Sedarpa ha subido a su portal de transparencia, donde de igual forma, aparecen varios operadores políticos panistas como los principales proveedores beneficiados.

Guzmán Avilés, quien aspira a presidir la dirigencia estatal panista, reporta entre los gastos de su dependencia una afición por los dulces, pues de igual forma con recursos de los veracruzanos se pagó por una bolsa de chiclosos Coronado, dos bolsas de Tehuanos, tres bolsas de Tomy Montes y tres cajas de Paletón Coronado.

La devoción cristiana de este funcionario tampoco pudo escapar del erario público, razón por la cual de manera constante se compran flores y veladoras, para el altar a la imagen de una Virgen de Guadalupe y un Cristo.

Tan sólo en el último trimestre de 2017, es decir de octubre a diciembre, gastaron cerca de 2 mil pesos en flores y cerca de mil pesos en veladoras. De acuerdo con los datos de la propia Sedarpa, pagaron recursos públicos un "six" de cerveza Corona y una caja de cigarros Marlboro por un total de 124 pesos, pero además cerca de mil 500 pesos en dulces para la dependencia a cargo de Joaquín Guzmán Avilés.

Además de este tipo de gastos, en la lista de asignaciones directa de obras y servicios, aparecen algunos líderes regionales de Acción Nacional, partido al cual aspira a presidir en Veracruz el actual funcionario.

Prueba de ello es que de manera constante salió beneficiada por más de un millón de pesos, la empresa Argrucon SA de CV, donde aparece como dueño Francisco Javier Reyes Argaez, considerado como el coordinador regional de la fallida campaña a gobernador de Miguel Ángel Yunes Márquez a la gubernatura.

Otro caso es el de Édgar Eduardo Castro Zumaya, ubicado como un líder del PAN en la zona norte, particularmente en Tantoyuca, quien a través de su empresa Diseño y Construcciones Escorpión SA de CV aparece beneficiada de manera constante dentro de la Sedarpa.

Brecha salarial

Elida Ahuet y Ángel Toledo son dos personas que trabajan en la Secretaría de Desarrollo Social. Ambos tienen cargos de directores generales. Pero la diferencia entre sus salarios es de 11 mil pesos. Su caso solamente refleja la disparidad en los salarios que existe en las secretarías de gobierno del estado de Veracruz, donde las mujeres ganan en promedio 17.43 por ciento menos que los hombres.

Según los portales de transparencia de las secretarias estatales (exceptuando Salud y Educación que muestran nóminas incompletas y Finanzas y Planeación, que no la tiene disponible), no solamente existe una cantidad menor de mujeres que de hombres ejerciendo cargos de burócratas, sino que su salario es en promedio más bajo.

Eso sucede aún en aquellos casos donde el nombramiento y funciones son similares, lo que se conoce como brecha salarial.

Por ejemplo, las Secretarias de Estado quienes ganan en promedio apenas el 87 por ciento que los hombres, es decir, al mes tienen un depósito por salarios de casi 7 mil 500 pesos menos que sus homólogos masculinos.

Carmen Ponce Meléndez, especialista en economía y feminismo, aseguró que la brecha o desigualdad salarial se debe a que se da un trato privilegiado a los hombres en el mundo laboral, incluida la administración pública, por lo que a las mujeres se les asignan salarios menores.

Gobierno incumple la ley

"La brecha salarial entendida como la diferencia de salarios entre un hombre y una mujer que desempeña las mismas funciones, tiene las mismas atribuciones, la misma preparación técnica y a pesar de eso el hombre gana más que las mujeres", explicó.

Esta brecha salarial está prohibida en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, sin embargo se continúa presentando. "Violencia económica es toda acción u omisión del Agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima (…) Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral", señala la ley, que no ha sido tomada en cuenta por parte del Gobierno del Estado.

El caso de Veracruz no es único, pues en las secretarías del Gobierno Federal la brecha salarial es del 12 por ciento, según el estudio sobre la Igualdad entre Hombres y Mujeres en puestos y salarios de la administración pública federal, realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El estudio detectó que a las mujeres se les asignan los menores rangos de salarios permitidos en los puestos que ocupan, mientras que con los hombres no sucede así.

Menos salario, pero también menos mujeres

En los altos puestos en la administración de Veracruz, las secretarías son las que tienen una brecha mayor mientras que las direcciones de área presentan menos del punto porcentual (0.36 por ciento). Sin embargo, eso se debe también a que son solamente 15 directoras frente a 60 directores.

En el caso de las subsecretarías no se puede calcular puesto que solamente hay una mujer ocupando el cargo, entre las 19 posiciones que existen. En el estado de Veracruz intentaron hacer una modificación a la Ley para prohibir que existan pagos desiguales a mujeres y hombres, especialmente en la administración pública.

Además, la propuesta de modificación a la Ley de Igualdad entre Hombres y Mujeres, presentada por la entonces diputada morenista Daniela Griego, contemplaba la obligación de contratar igual número de hombres de que mujeres. Sin embargo, la iniciativa no prosperó y se quedó pendiente de ser analizada y votada para que se convirtiera en Ley.

Mientras tanto, el 57 por ciento de las plazas en el Gobierno del Estado son ocupadas por hombres y el 43 por ciento por mujeres, aunque los números son menores en los altos cargos. Ello a pesar de antes de iniciar el actual gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, presumió que sería la administración donde más mujeres ocuparían la titularidad de las secretarías. Pero actualmente solamente son 3 de 13 puestos.

En los cálculos no se incluye la Secretaría de Salud y Secretaría de Educación, ocupadas por hombres, dado que no se encuentran los salarios de los altos mandos disponibles en las páginas de transparencia.