Sociedad y Justicia

Hay que complementar becas a ninis: académica

octubre 01, 2018

Las becas que ofrece el nuevo gobierno mexicano a los jóvenes que no trabajan ni estudian, deben ir acompañadas de otros programas para que no sean un fracaso y que se construyan índices de desarrollo juvenil, recomendó Heidy Cristina Gómez Ramírez de la Universidad de Antioquía, Medellín Colombia.

La investigadora celebró que existan políticas públicas de la juventud, que se construyan índices de desarrollo juvenil para saber qué es lo que los jóvenes quieren, lo que necesitan y qué lo que el Estado puede llegar a atender de lo que demanda este sector.

Agregó que el gran problema que se tiene en Latinoamérica es la falta de operatividad de las políticas públicas, porque si bien los jóvenes participan en la construcción de éstas, la implementación se queda corta, porque el Estado está más preocupado en el tema del control de la delincuencia y de la ilegalidad, que en el reconocimiento y apoyo a prácticas juveniles que son las más pueden ayudar a confrontar las olas de violencia en las diversas juventudes.

Al ser cuestionada sobre las becas que dará el nuevo gobierno a los jóvenes mexicanos, respondió: "La violencia contra y entre los jóvenes es un fenómeno de todo Latinoamérica, es saludable darle oportunidades a los jóvenes para que no accedan a otras ofertas o a ofertas educativas ante la falta de recursos".

No obstante, Gómez Ramírez señaló como un gran problema el que al implementar políticas que buscan rescatar a jóvenes ligados a grupos criminales dejan de lado a la otra parte de esta población que no tiene ningún tipo de vinculación con grupo criminales.

"Hay programas como ‘Delinquir no paga’, de Medellín, Colombia, que ha tenido fuertes críticas porque están enfocados en tratar de captar a los jóvenes que están ligados a grupos criminales mostrándoles oportunidades laborales y otras formas de acceder a recursos, pero dejan de lado a los otros jóvenes, quienes en su jerga la han renombrado como ‘Delinquir sí paga’".