Política

Los retos por venir

septiembre 14, 2018

La próxima administración estatal que encabezará Cuitláhuac García Jiménez tiene varios retos en lo cultural. El Instituto Veracruzano de la Cultura, en apego con lo establecido en la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, deberá cumplir con los derechos culturales de todas y todos los veracruzanos, ofreciendo servicios culturales en toda la entidad, multiplicando las casas de cultura para entablar diálogos cotidianos y permanentes con los actores del arte y la cultura en todos las regiones, alentando la participación ciudadana en la construcción, seguimiento y evaluación de las políticas culturales, y logrando que la voz de los veracruzanos vuelva a ser referente en el país cuando se hable del arte y de la cultura.

La reconstrucción del Instituto Veracruzano de la Cultura y del sector cultural de Veracruz, sólo podrá darse desde lo cultural, a partir de la vitalidad y la potencialidad de la creación, del arte y la cultura; con la inclusión de las múltiples voces y los diversos territorios que conviven en la entidad. Serán los esfuerzos colectivos los que hagan posible recomponer al estado de Veracruz, social y económicamente, enfatizando acciones culturales que conlleven a la reconstitución de las personas que han sido vulneradas por la delincuencia y la inseguridad y a la recomposición del tejido social.

Con el propósito de responder con mayor oportunidad y eficiencia a los requerimientos de las comunidades artísticas y culturales en Veracruz, se requiere impulsar la construcción de políticas públicas municipales de cultura así como la regionalización de las mismas, teniendo como eje estratégico los derechos culturales, además de involucrar en su diseño a los diversos actores del sector público, sector privado y sociedad civil. La regionalización de las políticas culturales contribuiría a la gestión equitativa de un desarrollo cultural en las diversas regiones de Veracruz, a partir de un apoyo renovado a las Casas de Cultura como núcleos comunitarios y estratégicos de promoción de la cultura.

En la Educación Artística se encuentra la posibilidad de formar nuevos públicos para el arte y la cultura. Multiplicar las opciones de educación artística informal puede ser un medio para que los ciudadanos amplíen sus horizontes creativos y de imaginación, particularmente niños, jóvenes y adultos mayores; además de ser un espacio de profesionalización para artistas y creadores.

La salvaguardia del Patrimonio Cultural Material e Inmaterial de Veracruz requiere de acciones urgentes y contundentes, pues gran parte de nuestro legado artístico, histórico y arquitectónico se encuentra en grave riesgo ante el crecimiento indiscriminado de las ciudades y la especulación inmobiliaria. Asimismo será importante desarrollar acciones con las comunidades rurales e indígenas con el propósito de inventariar su patrimonio biocultural surgido de la relación cotidiana que tienen con su entorno natural y que valoran de manera especial para el desarrollo de sus tradiciones. Los archivos municipales de carácter histórico, requieren acciones de intervención en las que se priorice la digitalización de su acervo.

Durante años, el estado de Veracruz fue referente y vanguardia del quehacer cultural en el país. La reactivación cultural de Veracruz es tan urgente y necesaria como la económica y la social. Los bienes, expresiones y servicios culturales son fundamentales para enriquecer el espíritu de los veracruzanos, y su impulso puede ser un factor que propicie no sólo el desarrollo cultural, sino también el desarrollo social y económico para hacer de la entidad un núcleo de gran atractivo para el turismo cultural.

Se requiere que en Veracruz se viva el arte y la cultura en todas sus dimensiones para recuperarnos como un territorio de inmensa riqueza creativa y cultural. Vivir la cultura como Política de Estado para el bienestar ciudadano.