Política

Condena CNTE reaparición en público de Elba Esther Gordillo

agosto 21, 2018

Orizaba, Ver.- La reconversión de Elba Esther Gordillo no es bien vista entre los maestros disidentes, pues le recuerdan que ella es señalada como coautora intelectual de asesinatos de maestros antagónicos su "cacicazgo", así como sus probables actos de corrupción dentro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y opinan que con el aval del nuevo gobierno federal "se prepara su regreso a la dirigencia nacional del SNTE".

En un comunicado, distribuido en esta zona por su vocero Ramón Tepole, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fija su postura tras la reaparición pública de la ex dirigente nacional de los Trabajadores de la Educación. La califica de "asesina y corrupta" y arremete contra el sistema de justicia nacional tras su liberación, "la CNTE condena el uso de la justicia mexicana para beneficio de personajes que sirven a grupos políticos en el poder, que además de saquear el país, laceran los derechos laborales de los trabajadores".

A la medianoche del 7 de agosto de 2018 "los medios de comunicación dieron cuenta de que la repudiada Elba Esther Gordillo Morales quedaba en libertad total. Su negra fama no es gratuita, fortuita, ni es un invento de los Trabajadores de la Educación aglutinados en la CNTE. Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que es una fama que la asesina se ha ganado a pulso".

Antes de su detención en febrero de 2013 "ella personalizó la impunidad, la corrupción y el cinismo de todo aquel que se sabe intocable por la protección que da el Estado por los favores recibidos, ella ejemplifica lo más corrupto del sistema político mexicano. Su encarcelamiento, si se le puede llamar así, puesto que pasó más tiempo en hospitales y en su departamento de lujo, duró, paradójicamente, lo que lleva de lucha en su última etapa la CNTE contra la reforma educativa y por la defensa de la educación pública, cosa que a ella nunca le importó. Seguramente el acuerdo político con Enrique Peña sería estar libre de toda culpa antes de que termine el sexenio".

Los cargos para su detención: "delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita por mil 978 millones de pesos y defraudación fiscal, fue un ridículo pretexto para sacarla temporalmente de la jugada y limpiar el rostro del fraude electoral de Enrique Peña. Durante 24 años, de 1989 a 2013 hizo uso arbitrario de los millonarios recursos económicos, así como del patrimonio del SNTE producto de nuestras cuotas sindicales y de las prerrogativas que le dieron los gobiernos en turno para beneficio propio y de sus cómplices.

"Si en realidad el sistema hubiese querido castigar y enjuiciarla lo hubiera hecho por los asesinatos de maestros opositores a su política sindical. El propio Carlos Jonguitud Barrios declaró a La Jornada el 25 de agosto de 2002, que el autor intelectual del crimen y asesinato del profesor Misael Núñez Acosta fue Elba Esther Gordillo Morales.

"Ella se gastó el dinero de los trabajadores en promover campañas electorales y crear un partido político propio, los asesinatos de trabajadores disidentes se siguieron dando en Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y en otros estados del país con toda impunidad. Su accionar como cacique del SNTE, sin duda hace palidecer las acciones de Romero Deschamps, Joel Ayala e incluso de la Güera Rodríguez Alcaine. Ha sido liberada de toda culpa; la exoneró un juez que seguramente lo hizo por consigna, sin embargo, sobre sus espaldas cargará la muerte de nuestros compañeros".