Municipios

Anuncian festejo con pambazos y tamales por fin del gobierno yunista

agosto 17, 2018

Veracruz, Ver.- Empresarios veracruzanos que fueron desalojados el 16 de junio del Palacio de Gobierno buscan colocar un reloj en la Plaza Lerdo con una cuenta regresiva del tiempo que le queda al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

"(Para) ir contando segundos, minutos y horas que nos faltan para que este mal gobierno se vaya de Veracruz; queremos invitar a la gente para que último día de noviembre en la noche celebremos con pambazos atole y tamales en la Plaza Lerdo de Xalapa", explicó el empresario Alejandro Cossío.

Asimismo, detalló que hasta el momento son 105 personas los que forman parte de "Empresarios SOS", más lo que gusten unirse en los días siguientes, que también tengan problemática de falta de pago del gobierno actual.

Al respecto, afirmó que están buscando todas las opciones legales para obtener el pago por parte del gobierno de Veracruz, "estamos agotando la vía legal; como colectivo presentaremos denuncia ante juzgados federales por violación de derechos humanos a las empresas veracruzanas".

Sin embargo, la Secretaría de Finanzas y Planeación no ha abierto un canal de diálogo, de acuerdo con Cossío.

Señaló que han buscado la forma de amedrentarlos a través de denuncias.

"El Gobierno del Estado ha promovido amparos para no pagar y por eso estamos en las siguientes instancias. Cada empresa tiene situación diferente de manera legal, cada quien (contrató) despacho de manera independiente pero como colectivo ‘Empresas SOS’, presentaremos demanda colectiva; vamos por el tema de derechos humanos, afectación a nuestras empresas y empleados y queremos intervención del mocito del gobernador, de Winckler."

Aseguró que a algunos empresarios les han solicitado una especie de "moches", el pago de uno o dos por ciento para convencerlos de que firmen el finiquito de la deuda; sin embargo, nadie ha aceptado. En el caso de su empresa, el que le pidió el recurso fue Miguel Ángel García, director de Administración de la Secretaría de Salud.

Acusó que la Contraloría ha citado a más de 20 empresarios y los ha tratado de forma amenazante, diciendo que no fueron empresarios o que son socios de Javier Duarte de Ochoa o bien que son empresas fantasma.

Indicó que buscarán que el Congreso del Estado de Veracruz reconozca el adeudo y le asigne una partida en el presupuesto de Egresos de la Federación para que Cuitláhuac García Jiménez tenga la manera de pagarles.

La cifra actual indica que el adeudo es de 5 mil millones de pesos, pero consideran podría ser incluso más.