Política

Impunidad y violencia, por omisión y complicidades

agosto 08, 2018

La impunidad y la violencia en el estado tiene su origen en las omisiones y complicidades institucionales, y en la industria criminal que se ha diversificado, consideraron activistas, investigadores y defensores de los derechos humanos.

Durante su participación en el foro "Impunidad y violencia en Veracruz", organizado entre Conectas y AVC Noticias, con la colaboración de la Universidad Veracruzana (UV), aseguraron que otro origen es la corrupción imperante en las instituciones.

El investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Alberto Olvera Rivera, aseguró que a esto ese día el aumento y diversificación de los grupos criminales, así como su empoderamiento, por lo que dijo se puede el incluso hablar de narcopolítica pero también de una industrialización del crimen. "Es peor que la narcopolítica porque es la industria criminal diversificada que ha decidido que la intervención en la política es un mecanismo esencial para garantizar el control territorial".

Dijo que a esto se suma la guerra civil y el control territorial que dentro de estos grupos, pues advirtió que "No hay quien se oponga ante esta oleada de violencia y hay una ausencia de Estado".

Aseguró que el crimen ahora se ha diversificado, porque actualmente invierte en negocios, lava dinero, financia campañas, y se trata de una corrupción institucionalizada para mantenerse en el poder. "Hay una corrupción estructural motivada por el deseo de permanecer en poder y por tanto no se invierte un centavo en fortalecer el sistema de justicia. No es solamente la Fiscalía, sino las policías tanto estatales como municipales, no tienen ninguna fortaleza institucional ". Agregó que hay malas policías, Fiscalías precarias y un Poder Judicial corrupto, incompetente y marginal.

Por su parte la activista y vocera de la organización Equifonía, Araceli González Saavedra, alertó que en Veracruz no existe una clara la línea de dónde están los criminales y dónde está el Gobierno. Y que la respuesta de la sociedad es articulada pero sin claridad de la exigencia y dónde es importante actuar de manera contundente.

En el caso del visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Juan Pablo Nápoles Rodríguez, reconoció que en Veracruz hay "picos de violencia" que no se habían registrado durante los últimos 20 años. "Estamos en una etapa en que la violencia nos rebasa a todos, a la sociedad y a las instituciones".

Y dijo que en la CEDH hay un gran cúmulo de quejas contra la Fiscalía General del Estado por la violación de los derechos humanos. "Tienen que ver con que las carpetas de investigación son mala integradas, no se hace nada se pierden. El marco normativo en México es bastante bueno, pero el problema es que no se conoce o no se aplica".

Por ello, consideró que otra cara de la impunidad y la violencia es que existe una falta de preparación y desconocimiento de la legislación estatal y nacional por parte de los encargados de impartir justicia. "Tenemos que organizarnos para ver cómo vamos a exigirle al Gobierno, tanto al nuevo como al que está, para que no haya omisión ni corrupción porque genera violaciones a los derechos humanos". Añadió que además la sociedad enfrenta una aceptación social del crimen lo cual dijo es peligroso porque puede generar que no haya una exigencia de que se castigue.

Repuntan delitos de alto impacto en Coatzacoalcos

Durante el mes de julio, los delitos de alto impacto repuntaron en el municipio de Coatzacoalcos, principalmente los homicidios dolosos y el secuestro, aunque en este último no se interpusieron las denuncias.

De acuerdo con el boletín hemerógrafico que elabora el Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos (OCC), en julio se contaron 25 homicidios dolosos, que comparado con el mes anterior, permite observar un incremento de 56 por ciento en este delito, en este municipio.

En el resto de los municipios del sur, los homicidios dolosos mostraron una disminución del 35 por ciento; se contabilizaron 15 casos, ocho menos que el mes anterior. Cinco asesinatos sucedieron en Acayucan, cuatro en Cosoleacaque y tres en Minatitlán.

En secuestros, este organismo señalo que se disparó en 167 por ciento con respecto del mes anterior. Los medios de comunicación publicaron ocho incidencias, de las cuales sólo dos fueron denunciadas, ya que la población no confía en las instituciones para conducir las negociaciones.

Los plagios son documentados por declaraciones de testigos o por versiones extraoficiales de amigos, ya que no son denunciadas y en la mayoría de los casos, los ciudadanos rechazan el apoyo de las unidad antisecuestros, por miedo a que lastimen a sus familiares.

A nivel regional, se contabilizaron ocho plagios, de los cuales solo uno fue denunciado; éstos ocurrieron principalmente en los municipios de Acayucan y Agua Dulce.

El robo a comercio, en toda la región sur, hubo 15 eventos, muchos de ellos cometidos con violencia; además de Coatzacoalcos robaron tiendas de conveniencia y bancos, en Minatitlán, Acayucan y Nanchital.

El robo a vehículos se mantuvo casi sin bajar, con 12 eventos, nueve de ellos en Minatitlán, dos en Coatzacoalcos y uno en Cosolecaque.