Política

Pugnará Cuitláhuac por aumentar salarios a burocracia y a magisterio

agosto 08, 2018

El gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez confío en el apoyo del gobierno federal para saldar los fuertes compromisos financieros de fin de año que le tocará cubrir, como los aguinaldos de trabajadores y las prestaciones a jubilados del IPE; reiteró que no acudirá a endeudar aún más al estado como lo hizo Miguel Ángel Yunes Linares y pidió a la burocracia y al magisterio estatal "que estén tranquilos", que no habrá recortes y que pugnará por aumentar sus salarios.

En entrevista con La Jornada Veracruz, opinó que el retiro que hizo a última hora el gobernador en funciones de su propuesta para el nombramiento de 12 magistrados fue porque con seguridad algunos se habrán echado para atrás porque iban a llegar "manchados", como el fiscal Anticorrupción, cuya designación fue anticonstitucional. Consideró que por ello los casos en que éste intervenga se perderían fácilmente porque inclusive existe jurisprudencia al respecto con la que un abogado listo ganaría fácilmente cada caso.

–Al igual que en el nivel federal, la llegada de un mandatario de Morena generó una alta percepción de lo que espera la gente pueda hacer tu gobierno. ¿Qué les dirías?

–Tenemos grandes retos. Hay algo con lo que ahora cuenta de una manera tan clara. Tenemos la Presidencia de la República, la gubernatura de uno de los estados más importantes del país y una mayoría legislativa en ambos congresos. Esto hace que podamos cumplir con las expectativas. El hecho de que AMLO esté en la presidencia es una gran ventaja pues aparte de ser "chocojarocho", tiene un gran cariño por el estado. Además, sabe que demográfica y políticamente Veracruz tiene mucho por crecer y aportar a la nación.

Por ejemplo, en la cuestión agrícola estamos importando mucho de lo que consumimos en cuestión de granos y Veracruz puede dar un gran aporte para evitar la importación y no tener esa dependencia de EU. Podemos romper ese esquema con la producción local. Hay productos que se exportan y se pueden regular de una mejor manera como la caña de azúcar, petróleo, y otros artículos. Tenemos tres puertos muy importantes, incluyendo por el que entra la gasolina del extranjero y el principal puerto del país.

Todo esto hace que la decisión de AMLO sea más fácil para apoyar porque las soluciones del país están en Veracruz o pasan por acá.

De la misma manera, a favor tenemos un gobernador en la misma línea que el presidente y un Congreso local con mayoría suficiente a la que sólo le faltan cuatro diputados para ser mayoría calificada y que sin problema podemos conversar con otras fuerzas políticas para alcanzarla.

–¿Cuál es la diferencia que pueden esperar los veracruzanos entre el gobierno de Cuitláhuac García y los demás, incluyendo el de Miguel Ángel Yunes?

–Lo fundamental es la honestidad. Hay una garantía en un servidor que la población percibió y eso hace la diferencia. Yo me manejo con mucha austeridad misma que vamos a imponer en el gabinete. Todos tendrán que actuar con mucha austeridad. Yo me pondré como ejemplo al reducirme el salario en 30 por ciento que ya de por si es de los más bajos entre los gobernadores. Ese será el tope, ningún miembro del gabinete o funcionario público podrá ganar por arriba de eso.

Lo otro es el manejo pulcro de las finanzas y que el dinero se destine a donde tiene que ir. Revertiremos el gran daño que se ha hecho a través del desvío de fondos federales y dinero público a bolsillos o negocios particulares. Vamos acabar con la corrupción.

–¿Esa política de austeridad pudiera traducirse en despidos de empleados?

–La base trabajadora no. Todos los secretarios, subsecretarios y directores generales se van. Veremos quiénes están en jefaturas y subdirecciones, y donde haya gente preparada que se defienda por su profesionalismo; los vamos analizar. Por supuesto que todos los aviadores se van pero primero dialogando. Pero eso sí, todo el que tenga un salario en el gobierno tendrá que trabajar.

–La burocracia en general puede dejar de preocuparse por esto....

–La de base no tiene problemas. Hace unos momentos hablaba con una trabajadora de SS que gana 4 mil 500 pesos a la quincena y estaba preocupada porque tiene dos hijas que entrarán a la UV. Eso disparará sus gastos; me solicitó otro trabajo y le dije que no es la solución. Vamos a mejorar las percepciones salariales porque de lo contrario, le dije, con dos empleos vas a ser deficiente en ambos. La burocracia que hace su trabajo no tiene que preocuparse, pues tendrá mejores expectativas porque hay un compromiso tanto de AMLO como de un servidor de aumentar el salario.

–¿Ese incremento también se traducirá hacia otras esferas fuera del gobierno, es decir, propondrías un aumento salarial en la entidad?

–Sí, porque se aumentará –por ejemplo– el de los maestros y el de los policías de una forma estratégica. No (será) generalizado en el primer caso porque irían primero los de zonas rurales. (Se incrementará a) los policías estatales que enfrentan problemas al respecto y a los burócratas de abajo. A los de arriba no; a esos, descuentos y se acabarán con las compensaciones indebidas.

(Los veracruzanos) deben estar tranquilos porque esto se va a reflejar en que exista mayor consumo y favorecerá a las pequeñas y micro empresas que dependen del consumo de gente con ingresos salariales fijos.

Por ejemplo, en el caso del turismo local, hay muchos empresarios que viven de ello como restauranteros, hoteleros y de ecoturismo, que de pronto se quedaron sin clientela porque no hay dinero circulante. El vacacionista de fin de semana es el profesor, el maestro y trabajador del estado que desapareció como sector de derrama económica por el golpe salarial, el aumento de precios y la caída del poder adquisitivo que dio al traste con el consumo. Eso hizo que muchas empresas comenzaran a cerrar. Ahora, con mejores ingresos de la gente podrán volver a ocupar tales servicios.

–Ahora mismo hay una crisis económica en Veracruz. Recibes un estado sobreendeudado, sin inversión visible que se refleja con el caso de la gente que no consume. ¿Cómo pretendes resolver el problema estructural que es el de una economía como la veracruzana? ¿De dónde saldrán los recursos para ello?

–Es grave la situación financiera pero por ello planteamos disminuir el gasto operativo del gobierno por medio de tres líneas generales. La primera es la austeridad salarial y eliminación de compensaciones para altos funcionarios. La segunda es tener un gobierno más eficiente, y tercero, eliminar la corrupción.

En el primer caso habrá un ahorro de alrededor de 2 mil millones de pesos. Un gobierno más eficiente nos permitirá otro de unos 5 mil millones. Si hay cero corrupción que es más difícil de saber su verdadero alcance y daño, pero revisando contratos, evitando "moches", gastos sobreevaluados, empresas fantasma, podemos llegar a ahorrar hasta 12 o 16 mil mdp que lo tendremos hasta después del primer año de gestión. Por eso digo que en el segundo año podremos cumplir con los objetivos planteados.

–Cada fin de año las finanzas estatales se enfrentan a problemas específicos, los aguinaldos, el IPE y la UV...

–Estamos ya en pláticas en la CDMX e iré hablar con el próximo presidente y con la titular de Hacienda para solicitarles apoyo. El primer impacto es en diciembre y hay que pagar una enorme suma por percepciones salariales.

–El actual gobernador dijo que endeudó el estado para salir de este problema. ¿Tu gobierno haría algo parecido?

–Endeudó mucho más al estado no sólo con el problema salarial sino hizo otros compromisos que está pagando muy caro. Nos vamos a llevar bien con la Federación, vamos a dar garantías porque allá el presidente sabe que se hará un gobierno honesto. AMLO me conoce bien, conoce mi programa y le responderemos.

Vamos a hacer producir a Veracruz y con eso le vamos a corresponder al gobierno federal. Y por ello espero que nos tiendan la mano para salir de esos compromisos. Estoy seguro que lo harán ante la situación difícil que estamos. Saben de la importancia de Veracruz pero también que podremos corresponder por medio de un gobierno honesto, austero, sin corrupción, con la mira en el campo y dispuesto a bajar la inseguridad.

–Hace dos años se dio una primera alternancia en el gobierno del estado con una coalición formada por el PAN-PRD, que hace cosa de un mes fue echada de palacio de gobierno. ¿Cuál va a ser la diferencia entre la alternancia que encabeza Cuitláhuac García y Morena con aquella otra?

–El actual gobernador obtuvo un triunfo muy cuestionado, no fue legítimo. La gente sabía que en la noche del aquel domingo de su supuesto triunfo quien iba a la cabeza era su servidor. Eso lo deslegitimó. Lo segundo es que la gente terminó comprobando todo lo que se sabía de él y que hizo con el erario: señalamientos de corrupción, malos manejos, el hecho de querer dejarle a su hijo el gobierno, preocupándose sólo por su familia y ese tipo de cosas y el haber mentido tan descaradamente diciendo que resolvería los problemas en seis meses. Nunca los resolvió y por el contrario las cosas empeoraron.

También dijo que sería democrático e hizo lo opuesto al usar todo el apoyo del aparato gubernamental para su hijo y su familia y allegados. Incluso trató mal a la gente de su partido y desplazó a su coalición, pactando con gente impresentable al sur y norte del estado. Todo eso confirmó lo que la clase política sabía y la misma gente que votó por él se desencantó.

– La desaparición práctica de una oposición (con todo y que el PAN tuvo su cuota de votos al haber participado en una elección de Estado) y el PRI difuminado, ¿no genera condiciones de ingobernabilidad o a la manera en que tu gobierno se relacionará con ellos?

– No. Tuvimos contundencia en la elección. De los 20 distritos federales del estado se ganaron 17; de los 30 locales ganamos 20. Pero también aprovecharemos para demostrar que no vamos a avasallar al adversario. Les daremos su lugar considerándolos como representantes populares y tendremos diálogo suficiente. Les he pedido a los diputados locales (de Morena) que respeten, que hagan acuerdos pese a contar con mayoría porque eso nos permitirá avanzar en la gobernabilidad. Les tenderemos la mano. Por ejemplo, la próxima decisión de los magistrados o el fiscal buscaremos se haga por unanimidad. Vamos a consensuar con todos, incluyendo con el reducido grupo de panistas.

– Qué opinión te merece la decisión de Miguel Ángel Yunes de ya no insistir en proponer a los 12 magistrados?

– Los iba a manchar. Creo que algunos de los propuestos pudieron haberse echado para atrás. Porque, ¿cómo va ser posible que alguien que aspire a ser parte del Poder Judicial llegue ahí violando la ley? La sociedad los iba a señalar porque deben tener claro que se trata de otra distinta que emergió el 1º de julio.

Es el mismo caso del fiscal Anticorrupción que nació de un procedimiento anticonstitucional y se va a caer. Este ya se manchó, además que era muy cuestionado. Pero hay otras personalidades que quieren ser magistrados con carrera judicial, que tienen autonomía, que no son amigos ni recomendados de nadie, que se han profesionalizado y con aspiraciones. Con actitudes limpias pulcras y autonómas que hagan rectificar la impartición de justicia.

Hay que recordar que si no se integran bien los expedientes jamás van a llegar los culpables o delincuentes ante un juez. O lo harán con carpetas mal integradas y quedarán libres a la primera. Por eso es sustantivo que el nombramiento del fiscal Anticorrupción sea muy apegado al lineamiento constitucional porque si no cualquier persona que ese fiscal inculpe podrá zafarse argumentando que lo juzga alguien que no cumplió los requisitos constitucionales.

Ganarán un amparo porque ya existe jurisprudencia que dice que por falta de probidad de algún juez el indiciado puede argumentar que el nombramiento del fiscal surgió de una situación amañada. Hay abogados que se dedican a ello y que ganan con frecuencia cuando se encuentran en circunstancias como las que estará el magistrado nombrado de manera irregular por la Legislatura.

– ¿Por qué es importante también que el fiscal General del Estado deje el cargo?

– Porque ha provocado que los delincuentes no lleguen ante el juez. No hay carpetas de investigación contundentes que les determine penalidad de forma inapelable. Parte de la falta de impartición de justicia en Veracruz es por culpa de la FGE. El caso de los desaparecidos no han sido bien atendidos, no hay investigación de los ministerios públicos. Ahí están los números, los delitos crecen y se han disparado de forma alarmante sin que los delincuentes lleguen al juez y sean procesados.

El gabinete de Cuitláhuac García está en construcción. ¿Cuál es la constante para definir sus perfiles?

– No vamos a gobernar con compadres, amigos o cómplices. Fue un compromiso ante la sociedad. A Éric Cisneros Burgos lo conocí en la contienda; antes en la Cámara de Diputados. No sabía de él. Sé que formó parte del gobierno legítimo y es una persona honesta y capaz. A Ernesto Pérez Astorga lo conocí por medio de Ricardo Ahued. Es una persona limpia y honesta, con trayectoria empresarial y comprometido con el proyecto que encabezamos en Veracruz. Y así por el estilo iré definiendo al resto del gabinete.