Municipios

15 damnificados por lluvias en el Puerto

agosto 04, 2018

Piden vecinos que se reparen las

bombas del canal de la Zamorana

y se desazolven las alcantarillas

Veracruz, Ver.- Decenas de autos descompuestos y varados, cientos de casas inundadas, por lo menos 15 mil personas afectadas fue el saldo de las lluvias provocadas por una vaguada y la onda tropical número 24 en el municipio de Veracruz.

La lluvia inició la noche del jueves fue intensificando en toda la conurbación Veracruz-Boca del Río y Medellín hasta que las calles se convirtieron en ríos y fue imposible que los autos circularan. El centro histórico, la zona del malecón y las colonias cercanas al bulevar Manuel Ávila Camacho fueron de las más afectadas.

Cuando el agua comenzó a entrar a casa de Vero, se sorprendió, ha vivido prácticamente toda su vida ahí, y nunca se habían inundado. Su padre –también sorprendido– buscó la manera de resguardar los electrodomésticos, los colocaron sobre sillas y mesas, primero por las atarjeas y después por la puerta, sin que nada pudiera detener el flujo del líquido.

Para ésta y muchas familias, el motivo de la inundación es fácil de detectar, las obras de rehabilitación que se están haciendo en el bulevar de Veracruz, por la administración de Fernando Yunes Márquez. "Miren las rejillas, las que están por el club de yates, antes eran muy grandes, era una cantidad enorme de agua la que se iba por ahí, pero subieron el pavimento y dejaron los hoyos mucho más chicos, anoche vivimos las consecuencias, no solo nosotros, muchos vecinos de aquí piensan lo mismo", explicó.

Sin embargo, no fue la única colonia afectada, de acuerdo con la dirección de Protección Civil de Veracruz fueron: Los Volcanes, Zaragoza, Acosta Lagunes, El Coyol, Flores Magón, Centro, Pocitos y Rivera, Hidalgo, 21 de Abril, Nuevas Esperanzas, Ruiz Cortines, Flores del Valle, Floresta, Antillas, Colinas de santa Fe, Dos Caminos y el Predio La Loma.

Aracely Pérez intentó salir del fraccionamiento Floresta con su madre de 84 años y su hija de 15; sin embargo, cuando llegó al mercado Malibrán, a unos 5 minutos de distancia en auto de su casa, el agua comenzó a meterse a su camioneta por todas partes.

No pudo abrir la puerta, su madre estaba muy asustada así que ella salió por la ventana y pidió ayuda, algunas personas la apoyaron a empujar la camioneta mientras su hija adolescente conducía. Tuvieron que volver caminando a su casa, no había dónde más ir, son por lo menos tres kilómetros con el agua en la cintura, su madre, al estar frente a la vivienda no aguantó más y se cayó.

"Sus piernitas ya no aguantaron y se cayó, traté de decirle que se agarrara de mi cuello, pero no podía, no podía levantarla, no había nadie aquí afuera que me ayudara, después de un rato entre mi hija y yo pudimos levantarla y entramos a la casa, ya estaba muy inundada, se puede decir que medio metro, dentro, y es una casa que está ya hacia arriba, es una casa alta", explicó.

Todos sus muebles se mojaron, la vivienda es de un piso y no hubo nada que se salvara del agua. Durmieron apenas un par de horas sobre colchones mojados. "A las 5 de la mañana paró la lluvia, era para que se hubiera ido el agua, pero las calles están peor, se tiene que limpiar, desinfectar, lavar todo y ver qué es lo que se puede rescatar" explicó.

María Teresa Aguilar Bravo, presidenta de la asociación Residentes unidos del Floresta, aseguró que deben repararse las bombas que no están funcionando en el canal de la Zamorana para que el agua fluya con rapidez.

"Primero que nada hacemos un llamado a la autoridad municipal que nos arreglen tres bombas descompuestas desde la administración anterior, hemos estado insistiendo, es la hora en que todavía no las han podido arreglar, la lluvia es cierto que fue muchísima, pero si tuviésemos las cinco bombas funcionando no estaríamos inundados a estas horas, en las zonas bajas subió hasta 50 centímetros, hay adultos y hay niños", comentó.

En toda la ciudad se pudo observar a decenas de personas de las brigadas de limpia pública sacando basura de los tragatormentas y alcantarillas. Vasos desechables, botellas, envolturas de dulces, almendras, hojas, bolsas de plástico e incluso un trapeador fueron algunas de las cosas que encontraron tapando la salida de agua.

El alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, aseguró en un recorrido por una colonia, que buscará que la Secretaría de Gobernación emita la declaratoria de emergencia para el municipio. Sin embargo, no se emitió ninguna convocatoria para una rueda de prensa, sólo se envió un comunicado de prensa.

El recuento de los daños

La imagen en el centro histórico de Veracruz la mañana de este viernes tenía algo en común, trabajadores y propietarios de los comercios de la zona tratando de sacar el agua de los locales y levantando la mercancía que se dañó tras la inundación.

"Fue una cantidad importante de agua, más de tres horas que estuvo lloviendo (...) el negocio se llenaba de agua, alcanzó a llegar a la mercancía y la afectó", explicó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Jesús Muñoz de Cote Sampieri.

Debido a la fuerza del agua, se rompieron cristales y cortinas de los negocios, sobre todo de la zona del centro histórico y la avenida La Fragua. "La afectación se dio en restaurantes y hoteles, hubo molestia en los clientes que ya no podían estar ahí", explicó el presidente de la Canaco.

Expresó que el drenaje de Veracruz es muy antiguo por lo que resulta urgente un cambio, por lo que nada pudo hacerse por las tres horas de lluvia constante que hubo.

Señaló que solicitarán a las autoridades se tomen las medidas necesarias para evitar que vuelva a ocurrir algo similar.

Los artesanos de la plaza del Malecón, tuvieron un problema similar, mucha de la mercancía se encontraba en cajas o bolsas en el suelo, o en los entrepaños inferiores de los anaqueles fue pérdida total, debido a que nada podía hacerse para rescatarla.