Política

¿Y las mujeres asesinadas qué?

agosto 04, 2018

Hace un par de días, Martha Mendoza Parissi, ex directora del Centro de Estudios de Igualdad de Género y actual investigadora académica del tema, sostuvo que mientras siga sin haber voluntad política en los tomadores de decisiones, los feminicidios y la trata de mujeres continuarán porque en el estado se han convertido en un negocio de las organizaciones criminales.

El problema es muy serio en el país y especialmente en Veracruz, donde la impunidad y la falta de resultados de las autoridades encargadas son completas.

Ésta es una sociedad patriarcal, heredera de las más despreciables tradiciones de desvalorización y maltrato a las mujeres. Tradiciones que matan a las mujeres desde que empezaron a escribir el relato de la humanidad. El feminicidio siempre ha estado ahí desde que el patriarcado es protegido por su naturalización social, por su normalización temprana. Hasta hace muy poco tiempo una mujer no podría establecer juicios penales por maltrato contra su propio marido.

En 2009, la ONU reconoció que existía un orden patriarcal a nivel mundial. No poca cosa cuando se trata de cambiar una inercia patológica que tiene milenios y que debe ser abolida. Hace un par de años, la ecofeminista Vandana Shiva insistía, en una entrevista, que había que frenar al sistema patriarcal antes de que destruya el planeta. Urgencia compartida por Berta Cáceres, asesinada por custodiar un río.

Mientras la sociedad no haga nada al respecto –independientemente de lo que eventualmente pudieran hacer las autoridades–, estará contemplando, complaciente, la autodestrucción basada en la depredación de un modelo económico devastador y, desde luego, patriarcal.

El tema no es menor. Es ni más ni menos el síntoma de la crisis civilizatoria en la que ha vivido este país durante los últimos 12 años.