Política

Las endebles casas de Estados Unidos han cobrado muchas vidas

julio 22, 2018

En Estados Unidos no todo lo que brilla es oro, una de las partes más vulnerables que tienen son sus casas. Son construidas de madera puesto que a mediados del siglo XIX el Reino Unido usaba un estilo victoriano del reinado de Victoria I de Inglaterra, ya que este tipo de arquitectura es fácil de moldear.

Las casas norteamericanas son básicamente de quita-pon, por llamarlo en un sentido coloquial; se construyen rápidamente en semanas, y de esa misma manera se destruyen, son de poca resistencia y vulnerables a las inclemencias del tiempo.

Para un estadounidense promedio no conviene endeudarse con un inmueble caro, ya que los gastos de la construcción se elevarían mucho, aunado a ello los impuestos que se pagan por construir una casa de ladrillo son muy superiores a una construida con madera. Sin embargo, esta practicidad ha cobrado muchas vidas, principalmente en las fiestas de la Independencia del 4 de julio, el invierno, y en el caso del sur de Nueva Jersey por las ocurrentes balaceras que hay por los pandilleros.

Al comienzo del 2018, Enrique, Juan y Amy Velázquez (q.e.p.) murieron calcinados. Su mascota (un perro) tiró la calefacción eléctrica, eso fue lo que desató el fuego.

Otro fuerte y triste accidente fue el que ocurrió el 17 de julio. La niña de 9 años, Jennifer Trejo (q.e.p.), de padres veracruzanos, se encontraba dormida en su habitación cuando una bala perdida penetró la pared y le quitó la vida.

Esto fue producto de una balacera que ocurrió en su calle. Se presume que fueron bandas las que abrieron fuego. Bridgeton es una ciudad en la que últimamente se han suscitado balaceras, ya que se vende droga al por mayor.

Las autoridades están ofreciendo 10,000 dólares de recompensa a quien dé información para la captura de los delincuentes.

En ambos casos la comunidad mexicana se organiza para recolectar dinero. En las tiendas mexicanas se ponen botes con las fotos, con el objetivo de enviar los cuerpos a sus países de origen, la Iglesia católica se ha unido con las víctimas y ha hecho eventos para la recaudación de fondos.

La vida en Estados Unidos no es glamurosa como la venden fuera del país, algo tan importante y tan básico como son las casas no son más que artículos desechables, que sirven momentáneamente, no son bienes inmuebles que tengan un valor real.