Política

En Sefiplan se habría cometido el más grande daño patrimonial

julio 20, 2018

En el último año de administración de Javier Duarte, la Secretaría de Finanzas y Planeación es la que resulta con mayor daño patrimonial, con 71. 44 por ciento de los 6 mil 700 millones de pesos que se desviaron en 2016 en la entidad veracruzana, dependencia responsable del manejo de recursos públicos que estuvo a cargo de Antonio Gómez Pelegrín; la dependencia pagó, en complicidad con Comunicación Social, a empresas fantasma y con la Secretaría de Desarrollo Social a empresas "facahada."

El Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) interpuso 31 denuncias por daño patrimonial, siete denuncias penales relacionadas con los resultados de la fiscalización superior de la Cuenta Pública Consolidada del ejercicio 2016, que en su conjunto representa un importe de 4 mil 787 millones 472 mil 821 pesos.

Asimismo, dos denuncias más relativas a la fiscalización de la Cuenta Pública del Régimen de Estatal de Protección Social en Salud y de la Secretaría de Gobierno, que en conjunto importan la cantidad de 514 millones 835 mil 450 pesos.

De acuerdo con el portal de transparencia del Orfis, Sefiplan cometió daño patrimonial en la Cuenta Pública Consolidada, traspaso entre cuentas del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FISM) por 2 mil 257 millones 930 mil pesos.

La misma dependencia cometió daño patrimonial en la Cuenta Pública Consolidada, con tres préstamo quirografarios no comprobados, por 352 millones 600 mil pesos, 374 millones 263 mil 670 pesos y por 300 millones.

Asimismo, en la Cuenta Pública Consolidada, traspasos entre cuentas "ramo convenios" por la cantidad de un mil 249 millones 318 mil 200 pesos y de la Cuenta Pública Consolidada, pagos de empresas "fachada"·, en corresponsabilidad con Sedesol, por 37 millones 707 mil 402 pesos.

También se observó probable daño al erario en la Cuenta Pública Consolidada, pagos de empresas con operaciones presuntamente inexistentes, en corresponsabilidad con la Coordinación de Comunicación Social, por 215 millones 653 mil 549 pesos, haciendo un total de 4 mil 787 millones 472 mil 821 pesos.

Anomalías también se reportaron en el Régimen Estatal de Protección Social en Salud (traspasos entre cuentas de diferentes programas), por 272 millones 425 mil 572 pesos, y en la Secretaría de Gobierno, por 242 millones 409 mil 878 pesos.

Derivado de la fiscalización de la Cuenta Pública del ejercicio 2016, el Orfis presentó 31 denuncias penales, de la cuales 25 corresponden a entes fiscalizables estatales y seis del orden municipal, en razón de la existencia de un presunto daño patrimonial que en su conjunto representa 6 mil 706 millones 692 mil 987pesos.