Política

Inaplazable

julio 10, 2018

Bien por el Fondo de Población de las Naciones Unidas que, consecuente con su propósito de garantizar los derechos reproductivos para todas las personas, les recuerda a los que serán Congreso y gobierno dentro de unos cuantos meses que existen pendientes en este Estado republicano –más de nombre que de contenidos– que de suyo son inadmisibles, pero que con un gobierno y un congreso como los recién elegidos en Veracruz, no tienen ninguna razón que justifique su permanencia. Ni por un día.

Y es que habrá muchísimas cosas por hacer y que sin duda son sustantivas, pero en materia de justicia para las mujeres no se debe esperar más.

Hace 50 años, el 13 de mayo de 1968, que la ONU declaró la planificación familiar como un derecho humano. Los mismos años que el sistema de gobierno mexicano niega con intensidad variable pero nugatoria al fin, el mismo derecho a las mujeres mexicanas.

Las Naciones Unidas envían una carta al Estado de Veracruz a cumplir sin dilación ni joterías la sentencia de un juez federal que ordena modificar el Código Penal veracruzano en materia de aborto.

La próxima Legislatura y gobierno tendrán sin duda agendas saturadas y urgentes, pero hay algunas cosas que por ningún motivo pueden esperar, destacadamente todo aquello que le atañe a las mujeres y sus derechos reproductivos.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Oficina en México de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) hicieron explícito su beneplácito por la sentencia de un juez federal que ordena al Congreso de Veracruz legislar a favor de las mujeres. Esto es sin los regateos gazmoños y trasnochados que en realidad niegan a las mujeres el rececho elemental de decidir por sí mismas.

La agenda podrá ser gorda y apretada, pero este asunto es elemental un no puede esperar.