Municipios

Nepotismo en la Facultad de Arquitectura UV Poza Rica; emplea director a su hija

julio 04, 2018

De acuerdo con el oficio C201901-0025, firmado por el director general del área académica técnica de la Universidad Veracruzana, Ángel Eduardo Gasca Herrera, el director de la Facultad de Arquitectura, región Poza Rica, Héctor Rivera Torres, habría beneficiado a un familiar directo al otorgarle carga académica para el próximo ciclo escolar en esa misma facultad, lo que violenta al menos cinco artículos de la legislación universitaria.

El oficio dirigido al maestro Héctor Rivera Torres, director de la facultad de Arquitectura, presenta los resultados de la convocatoria emitida el 24 de mayo del presente año, en la que se concursó para la adjudicación de nueve experiencias educativas, de las cuales, en cuatro de ellas participó Estefanía Rivera Vértiz, hija del funcionario universitario.

De las cuatro experiencias educativas concursadas por Rivera Vértiz, en dos lo hizo como única aspirante con resultado favorable y solo en una participó con otros académicos, obteniendo así las materias de Administración General, Dibujo de Imitación y Técnicas de Dibujo; fue rechazada solo en la de Dibujo del Proyecto Arquitectónico.

Sin embargo, al ser familiar directo del titular de la Facultad, estaría impedido por la propia legislación universitaria, como se expresa en el artículo 307 del estatuto general de la Universidad Veracruzana, en los cuales se advierte que "Los miembros del Consejo Técnico deberán excusarse de intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación, resolución cuando sean parte del asunto a tratar o en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquéllos de los que pueda resultar algún beneficio para él".

El artículo 336, fracción 26, establece también que las autoridades unipersonales, funcionarios y toda persona que desempeñe un empleo, cargo o comisión con atribuciones de mando o manejen o apliquen recursos económicos de la Universidad Veracruzana, deberán "abstenerse de participar e influir, por motivo de su encargo, en los procesos de selección para ocupar una plaza de personal académico, vacante o de nueva creación, en los que tenga interés personal, familiar o de negocios".

Este último, establece como sujetos de esta prohibición a su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, parientes civiles, terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, socios o sociedades de las que el trabajador universitario o las personas antes referidas formen o hayan formado parte.

Héctor Rivera, como director de la Facultad violentó además la fracción séptima del artículo 85 de la Ley Orgánica de la UV, en la que se establece como un deber el supervisar el proceso de selección del personal académico; mientras que el artículo 58 del estatuto del personal académico lo obliga a verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos en la convocatoria.

Por lo anterior, será pertinente que tanto la Vicerrectoría de la región Poza Rica-Tuxpan, como la rectora Sara Ladrón de Guevara investiguen el presunto caso de nepotismo y tráfico de influencias ocurrido en la citada Facultad de Arquitectura.