Municipios

Se respira veneno en Poza Rica

junio 27, 2018

El jueves se alcanzaron niveles

alarmantes de concentración de

partículas PM10 en la ciudad

Uno de los graves problemas que enfrenta la ciudad de Poza Rica en la elevada contaminación atmosférica por el parque vehicular. Tan solo el jueves se alcanzaron niveles alarmantes de concentración de partículas PM10 sin que existiera una alerta a la población para evitar las actividades al aire libre. Esta situación hace urgente la necesidad de contar con políticas públicas para remediar la polución; una de ellas, la implementación del programa Hoy no circula para la reducción de partículas provenientes de la combustión de gasolinas.

De acuerdo con el Plan de Acción Climática Municipal (Pacmun) realizado durante la gestión del ex alcalde Armando Kirsch Ramos, en Poza Rica se requiere reducir significativamente las más de mil millones de toneladas de dióxido de carbono que se emitieron en el año 2010 y la meta se establecía en un tiempo de tres años, la cual no se cumplió.

Durante la semana comprendida entre los días 18 y 22 de junio, según el portal aqicn.org que concentra información acerca de la calidad del aire registradas en estaciones alrededor del mundo, Poza Rica tuvo en promedio una clasificación de moderada; sin embargo, resalta el hecho de que el jueves 21, cerca de las 15 horas, se contó un nivel de 879 de concentración de partículas PM10.

Las PM10 son partículas suspendidas en el aire, producto principalmente de la quema de combustibles fósiles, lo mismo que las PM2.5, pero estas últimas más pequeñas; no obstante, ambas relacionadas con afectaciones al sistema respiratorio.

El Pacmun detalla que en 2010 se emitieron un millón 91 mil 693.356 toneladas de dióxido de carbono en el municipio, de las cuales, el transporte contribuyó con el 94.5 por ciento y el restante correspondió al sector residencial.

Sin embargo, es el transporte público el sector que más genera polución en Poza Rica, dada la elevada concentración de vehículos de alquiler, que superan la norma internacional, según comenta el consultor Martín Vizcarra Pérez.

Datos de la Secretaría de Energía, revelan que tan solo en abril de este año, se vendieron en Poza Rica un total de 35 millones 778 mil 275 litros de gasolinas y 23 millones 191 mil 106 litros de diésel, lo que se traduce en 83 mil 390.032 y 60 mil 296.875 toneladas de dióxido de carbono que escapan a la atmósfera, respectivamente.

A nivel mundial la recomendación es de 4.6 taxis por cada mil habitantes. Ciudades como Lima, Perú superan por mucha esta cifra, con una tasa de 21; mientras que en Buenos Aires, Argentina la tasa es de 13, en la Ciudad de México corresponde a 5,56; Madrid, España con 5; y Santiago de Chile apenas con 4 por cada mil personas.

Poza Rica, con un parque vehicular cercano a los 90 mil vehículos, más de 4 mil son taxis, lo que representa una tasa de 20 autos por cada 1000 habitantes, una de las más altas en América Latina, junto con lo que registra la ciudad de Lima.

Los más de 4 mil taxis que circulan en el municipio generan más de 128 mil 246 toneladas de dióxido de carbono al año. Esta cifra se obtiene si se multiplica el consumo de combustible de cada vehículo por día durante todo el año; el resultado es muy similar al que genera en promedio el resto del parque vehicular en la ciudad, por lo que la estrategia de implementar el programa Hoy no circula sería más eficiente si se aplicara al transporte público.

El Pacmun establece una meta de reducción de contaminantes de al menos 4 por ciento anual, es decir, 37 mil 712 toneladas por año, lo que se podría lograr con detener cerca del 10 por ciento de los taxis de Poza Rica.

Para mitigar las afectaciones provocadas por la contaminación atmosférica, el documento promueve entre otras cosas, cambios a la estructura de movilidad, promoviendo más transporte público, así como el cambio de unidad de este mismo sector, así como estudios de movilidad para la construcción de vías de comunicación que disminuyan el tránsito vial en el municipio.

Vecinos temen se desborden los arroyos Papas y Carneros

Las familias y estudiantes de diversos planteles escolares de las colonias la Luz del Barrio, Cerro Colorado y San Bruno cada año padecen las inundaciones en temporada de lluvias, por lo que es necesario que la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) y el ayuntamiento de Xalapa limpien los tragatormentas y alcantarillas.

En conferencia de prensa los vecinos de la zona Oeste de la ciudad, y en voz del vecino de la colonia 24 de Abril, Alejandro Hernández Peña expuso que desde el inicio del 2018, han entregado oficios al ayuntamiento para que hagan los trabajos de limpieza y no atienden la petición.

Los vecinos advirtieron que este año también podrían desbordarse los arroyos Papas y el Carneros, como ha pasado en años anteriores y en el que incluso en una ocasión el Ejército tuvo que entrar para salvar a los estudiantes de la escuela primaria "Jesús Reyes Heroles" en la colonia Luz del Barrio.

"Segunda llamada. Se les ha estado diciendo desde principios de año que por favor nos apoyen para limpiar tanto los arroyos, como las riveras, los pozos y traga tormentas de aquella zona para evitar lo que pasó el año pasado cuando tuvo que entrar el ejército a sacar a los niños en la escuela Jesús Reyes Heroles por estas fechas, ya cuando también al anterior alcalde se le había expuesto que estábamos en esa situación de riesgo", indicó.

Acusó que el colector Gutiérrez Barrios tiene basura, troncos, palizada e incluso desechos de artículos electrodomésticos, por lo que es urgente que la CMAS y el ayuntamiento lo limpien, antes de que ocurra una desgracia.

El arroyo inicia en el municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan y recorre dos kilómetros y medio para llegar al barrio de San Bruno en los limites con Xalapa, y cuando hay creciente arrastra a su paso troncos y lo que se encuentra.

"Año con año pasa esta contingencia. Ya hicieron el colector pluvial Gutiérrez Barrios, está muy bien, pero no le han dado mantenimiento, se lo hemos pedido al alcalde Hipólito y no lo hacen. Ya se inundaron varias casas la semana pasada y no fueron a atender. Si van ahorita está lleno de televisiones rotas, de bicicletas, de palos. No es justo, queremos prevenir los riesgos para los niños", finalizó el patronato de vecinos de la zona de la Luz del Barrio.